Ricky Martin

Ricky Martin confiesa cuál ha sido su mayor apoyo para combatir la ansiedad

Noelia Bertol
Archivado en: Ricky Martin  •  

La pandemia llegó poniendo el mundo patas arriba y, con ello, nuestras vidas. Ricky Martin se ha mostrado siempre sincero respecto a cómo le ha afectado esta situación, representando a una gran parte de la sociedad cuyas secuelas se la pandemia se han manifestado a través de problemas de salud como los ataques de ansiedad o la depresión. 

El artista puertorriqueño reconocía que a lo largo del confinamiento experimentó la ansiedad debido a la crisis sanitaria en la que estábamos envueltos. Esto es algo muy común debido a la imposibilidad de hacer nada al respecto, la ruptura de la rutina o, en definitiva, el encierro.

Afortunadamente, Ricky Martin pasó la cuarentena rodeado de los suyos: sus hijos, su marido y su madre, quien había ido de visita a Los Ángeles días antes y este, alarmado por la situación, no dejó volver a su país.

El intérprete de La mordidita era consciente en todo momento de lo que le estaba pasando y su mayor preocupación era que sus hijos lo notaran. «Yo estaba controlándolos todo el tiempo solo para asegurarme de que no sintieran la ansiedad que yo estaba sintiendo, para ser honesto«, confesaba este en una entrevista ofrecida a la revista People.

Unos hijos a los que se ha encargado de no ocultarles lo que estaba pasando en el mundo. «A mis hijos les digo la verdad. Si formulan una preguntan es porque pueden conocer la respuesta«, expresaba el artista al mismo medio. Para él, los gemelos Matteo, Valentino, Lucía y Renn son lo más importante de su vida y gracias a los cuales ha podido hacer frente a la ansiedad. Ellos y su madre, quien se mantuvo a su lado en estos momentos tan difíciles.

La música, su refugio

ricky martin

Su madre viajó para ayudar a este y su marido en el cuidado de los pequeños mientras el artista se centraba en su nuevo proyecto.

La pandemia tumbó todos sus planes, pero la música siguió siendo un salvavidas, y Pausa fue el trabajo discográfico en el que volcó sus emociones y con el que pudo desahogarse. La música fue, en sus propias palabras, su «mejor medicina«.

«Mientras todo el mundo se estaba volviendo loco, decidí terminar mi álbum«, agregaba. Algo que, sin duda, reconoce no podría haber hecho sin la ayuda de su progenitora. ¡Benditas madres!

MÁS SOBRE: