Rulo llega con Vértigos y Norias, pero no es un disco

El nuevo proyecto del líder de La contrabanda te sorprenderá

Redacción Cadena Dial
Archivado en: Rulo y la Contrabanda  •  

Vértigos y norias es el título del libro escrito por el músico Raúl Gutierrez, a quien todos conocemos como Rulo.

Vértigos y norias se presenta en rueda de prensa el próximo 4 de Noviembre y está publicado en la colección Verso&Cuento.

El volumen nos permitirá descubrir el universo más rebeldemente poético de Rulo, uno de los músicos más talentosos del panorama actual.

Rulo, el chico rockero de Reinosa que transforma todo escenario nacional e internacional donde pone el pie, se atreve por primera vez con un libro de relatos poéticos que va más allá del universo de sus letras musicales.

Rulo, el poeta

El intérprete de La última bala abre las puertas a su mundo interior a través de una variedad de textos, poemas y reflexiones fruto de tantas experiencias y anécdotas rodadas en miles de kilómetros con su furgoneta.

Este libro es una ventana a su esfera más personal, una mirada poética más allá de su universo musical con textos urbanos y llenos de la melancolía, la profundidad y el tono canalla de sus composiciones.

En mi DNI pone Raúl Gutiérrez Andérez, aunque todos me dicen Rulo. Soy un chico de Reinosa (Cantabria) que soñaba con cantar. Y vaya que sí. Mi primer concierto lo di con 15 años recién cumplidos. Canté dos años en Suizidio (sí, con «z», era joven y radical, ¿acaso no es lo mismo?). Después canté trece años en La Fuga, dando unas cuantas vueltas a España, vueltitas por Europa y algunos tumbos por Latinoamérica. Como no me he cansado de cantar, cuando eso saltó por los (malos) aires, seguí con lo del cante en Rulo y La Contrabanda. Y ya llevo once años. He grabado 14 discos, he publicado un libro de fotos de gran formato, Adentro, y otro libro de conversaciones, con tintes biográficos, Tres acordes y la verdad. Este es mi primer libro de variedades, en el que caben los textos cortos, aforismos y demás peripecias que he ido escribiendo a lo largo y ancho de los dos últimos años. Ni soy ni voy de poeta. Soy escritor de canciones, pero he disfrutado intensamente de este viaje que recién empiezas. Ojalá en algún rincón de este libro encuentres refugio o calor. Buen viaje (o sigamos cantando).”
RULO

MÁS SOBRE: