Rutinas que te harán ganar tiempo para tí

Si incorporas estos gestos en tu día a día, lo vas a notar

anamas

Si estás harta de dejar aparcados planes que te apetecen un montón porque tienes la casa hecha un desastre y si no la recoges hoy se te acumulará el trabajo para la semana siguiente, que por otra parte, tienes repleta de cosas que hacer….tranquila, que no cunda el pánico, hay algunas rutinas que puedes incorporar en tu día a día y que pueden hacerte ganar algo de tiempo para tí.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que si dedicas cinco minutos todos los días por la mañana y por la noche a ordenar, no se te acumulará el trabajo.

Cinco minutos pueden ser suficiente, aprovecha el ratito en el que se está haciendo el café o cinco minutos antes de irte a dormir para organizar, quitar cosas de encima de la mesa, despejar las encimeras, guardar los abrigos, doblar mantas y guardar todo lo que esté colgado en sillas, además puedes preparar la ropa del día siguiente, lo que necesites para el trabajo  y las carteras de los niños.

Pero además hay algunas otras cosas que puedes hacer. Te las contamos.

Rutinas que te harán ganar tiempo para ti

Si no conoces el batch cooking ya estás tardando, ya que es un gran método para ahorrar tiempo cocinando. Consiste en dedicar un día a preparar comida para toda la semana y congelar. Luego será tan sencillos cómo descongelar y calentar en el microondas.

Otra rutina esencial es recoger la cocina cada vez que la usemos, esto incluye fregar las tazas del desayuno y evitar dejar platos sucios en el fregadero. Sólo conseguirás que la suciedad se incruste mucho más, además de acumular trabajo.

Respecto a la ropa, procura no dejarla tirada cuando la recojas del tendedero. Procura doblarla cuando la quites del tendedero, reducirás las arrugas y tardarás menos en plancharla.

Y un par de rutinas más que vas a notar son ducharte por la noche para irte más relajada a dormir y además evitar los «atascos» matutinos en el baño y por último aprovechar los ratos perdidos en casa.Por ejemplo durante la publicidad en una película o programa puedes levantarte y aprovechar para adelantar alguna tarea, cómo barrer y fregar la cocina y el baño e incluso prepararte la ropa del día siguiente.