Noticia

Sacarse el Bachillerato con un suspenso, entre las novedades de la Ley Celaá

16/06/2021, a las 16:25

estudiar


La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha remitido a las distintas comunidades autónomas el borrador de la LOMLOE, conocida también como Ley Celaá, que comenzará a aplicarse a partir del próximo curso, 2021-2022.

El proyecto de este Real Decreto contempla que los alumnos puedan obtener el título de Bachillerato con una asignatura suspensa.

Esta nueva Ley contempla que para conseguir el título de Bachillerato es necesario contar con el aprobado en todas las asignaturas de ambos cursos –1º y 2º- aunque abre la posibilidad de que el consejo docente analice la trayectoria de cada alumno y le otorgue el título a pesar de contar una materia suspensa.

Los requisitos a tener en cuenta en estos casos son:

  • No contar con ausencias injustificadas o reiteradas al instituto
  • Haber alcanzado el nivel de objetivos y competencias vinculados al título.
  • Que el alumno se haya presentado a todas las pruebas y realizado todas las actividades necesarias para su evaluación, incluidas las de la convocatoria extraordinaria
  • Que la media aritmética de las calificaciones obtenidas en todas las materias de la etapa sea igual o superior a un 5.

 

Cambios también en primaria y secundaria con la Ley Celaá

La LOMLOE se aprobó en diciembre aunque no ha entrado en vigor en lo que respecta a evaluación. La educación se rige, de momento, a través del Real Decreto-Ley 31/2020, de 29 de septiembre, que flexibiliza los criterios de promoción y titulación en los siguientes términos: «si la media de todas las asignaturas es igual o superior a 5, un estudiante con materias suspensas puede presentarse a la EBAU, la antigua prueba de Selectividad»

Con respecto a la Educación Secundaria, también se derivan cambios, entre ellos que repetir curso será algo excepcional. Nuevamente el equipo docente será quién tenga la última palabra atendiendo a la consecución de los objetivos, entre otros parámetros.

Así podrán promocionar los alumnos que hayan superado todas las materias y quienes tengan evaluación negativa en una o dos asignaturas. En este punto, el documento incorpora una novedad: contará como un suspenso, y no dos, las asignaturas que en distintos cursos tengan idéntica denominación.

Con respecto a la educación primaria, se primará el grado de madurez. Se pasará de curso cuando el equipo docente estime que los aprendizajes que no cuenten con un aprobado no impidan al alumno seguir con aprovechamiento su formación.

Solo se podrá repetir una vez en esta etapa y la medida tendrá un carácter muy excepcional.

Webs de PRISA

cerrar ventana