Trucos de belleza de la abuela que no debemos dejar en el pasado

acosta

No hace falta remontarse a los secretos de belleza de Nefertiti y Cleopatra para encontrar remedios tradicionales que podemos utilizar. De hecho, hay muchos tips supereficaces que ya utilizaban nuestras abuelas y que pueden venirnos genial.

7 consejos de belleza te funcionarán igual de bien que a tu abuela

Los exfoliantes más naturales

Restregarse medio limón con azúcar por la cara o arena de playa por las piernas era el único exfoliante que necesitaban nuestras abuelas para dejar la piel tersa. Desde luego, eran soluciones ecofriendly a más no poder.

Lávate la cara con agua bien fría nada más levantarte 

¿Sabías que el agua fría obra milagros en tu piel? No solo te despierta y desinflama, sino que también mejora la circulación sanguínea y cierra los poros. De hecho, los cosméticos te quedarán mucho mejor.


Emplea el pintalabios como colorete en crema

Algo tan simple como pintarte las mejillas con el lipstick y difuminar las líneas trazadas con él a conciencia puede conseguir un rubor muy natural y favorecedor. Para saber qué tono te irá mejor solo tienes que pellizcar la cara interior de tu muñeca: el color resultante será el ideal para tu piel.

Vinagre, ajo y cerveza para el pelo 

No, no se trata de preparar una deliciosa receta encima de tu cabeza: nuestras abuelas utilizaban cada uno de estos productos para cuidar su melena.

  • Ajo: mézclalo con ⅓ de aceite de jojoba y extiéndelo por todo el pelo con un algodón. Tras 20 minutos, lávate el pelo y enjuágate el cabello con agua tibia. Verás lo rápido que te crece el cabello.
  • Cerveza: rocíala sobre tu pelo con ayuda de un atomizador, deja actuar unos minutos y enjuaga con agua fría para dejarlo supersuave.
  • Vinagre de manzana: tras diluirlo en agua, aplícalo con atomizador sobre el cabello limpio para obtener un plus de brillo.

Blanquea los dientes con bicarbonato de sodio

Añade unas gotas de agua al bicarbonato para convertirlo en una pasta y cepíllate los dientes con ella. Sin embargo, utiliza este viejo truco de belleza solo de vez en cuando, ya que puede dañar el esmalte dental.

Conserva el esmalte de uñas intacto durante más tiempo

Nuestras abuelas son verdaderas expertas en el arte de aprovecharlo todo. Así, su secreto para que los esmaltes de uñas no se sequen consistía en meterlos en la nevera. Si ya se secaron, también puedes resucitarlos añadiéndoles unas gotitas de acetona o quitaesmalte.

Elimina la caspa con aspirina

Tritura dos pastillas de aspirina y mézclalas con tu champú habitual. Con este simple gesto limpiarás profundamente tu pelo. Además, lograrás desinflamar tu cuero cabelludo y reactivar la circulación sanguínea.

 

Nunca está de más rescatar del olvido los trucos de belleza de nuestras abuelas. Se trata de beauty tips muy naturales, económicos y, sobre todo, efectivos. Al fin y al cabo, si han perdurado durante tanto tiempo, por algo será, ¿no crees?

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO