carlos rivera artista mexicano

Un Carlos Rivera de lo más cachas se deja llevar en un rincón de España

Noelia Bertol
Archivado en: Carlos Rivera  •  

Carlos Rivera ha aterrizado en España y sus seguidores a este lado del charco, que son numerosos, celebran el hecho de tener al artista tan cerca. Tras un año de pandemia y después de que los planes del Guerra Tour se vieran afectados, también ha sido una hazaña para el mexicano volver a coger un avión rumbo a nuestro país.

Eso sí, cerca, cerca, lo que se dice cerca, de momento solo está de los canarios. Por motivos profesionales, el artista se encuentra en la isla de Tenerife, pues participará en la gala de las guardianas del Carnaval, la cual se emitirá el próximo 7 de marzo en la televisión Canaria, tal y como recogía El Día, diario de Tenerife.

Carlos Rivera

A Carlos Rivera le encanta España, pues no solo pasó varios años aquí dando vida a Simba en el musical El Rey León, sino que también ha desarrollado su carrera como cantante cosechando un gran número de seguidores que no le pierden la pista y que llenan los conciertos que se celebran por nuestra geografía.

Ese amor por nuestro país lo ha plasmado estos días empapándose del sabor y el sol de la isla tinerfeña. Para ello, se ha plantado el bañador y se ha sumergido en las aguas del mar atlántico que bañan la isla, regalándonos una maravillosa estampa en la que se le ve bien cachas.

¿Quién dijo que la pandemia no había pasado factura a todos físicamente? Quien fuera, no contó con Carlos Rivera, desde luego…

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Carlos Rivera (@_carlosrivera)

Un Adonis mexicano

 

El artista presumía con la imagen de un cuerpazo musculado que sin duda consigue a base de entreno constante y una alimentación cuidada. «Dicen que la magia en Tenerife cuando es febrero sale a bailar…«, expresaba en el pie de foto de la publicación.

Hace unas semanas, también a través de sus redes, confesaba que tenía ganas de mar. «¿Me llevas?«, preguntaba al aire a sus seguidores. ¡Sus deseos son órdenes! Estamos convencidos de que, después de los escenarios, la playa es el sitio de recreo del artista mexicano.

MÁS SOBRE: