Estilo de vida

Un joven pierde 20 kilos tomando cada día estos tres alimentos ¡Toma nota!

2021/05/03

comer adelgazar


La pérdida de peso no requiere seguir un plan específico. Cada persona tiene su propio metabolismo y eso hace que cada dieta o aplicación para intentar adelgazar no tenga los mismos resultados en cada persona. Es por eso que las recomendaciones de los expertos siempre pasan por mantener una alimentación equilibrada y saludable y combinar esta con ejercicio físico y un descanso recomendado de al menos 7 horas de sueño.

No obstante, algunos siempre encuentran sus propios métodos. Este es el caso de Bishop Adhikari, un estudiante indio de 24 años que ha conseguido adelgazar hasta 20 kilos en menos de seis meses. ¿Su truco? Una alimentación saludable en la que destaca tres alimentos que ha tomado a diario y que considera que han sido clave en su proceso de pérdida de peso.

Tal y como este ha relatado a Times of India, desde que se fue a la universidad comenzó a ganar peso, ya que pasaba largas horas sentado y sin hacer apenas deporte. Para colmo, su alimentación no era muy saludable que digamos, pues era rica en azúcares y en ella predominaba la comida basura.

En la vida siempre hay un momento que nos hace tomar una decisión que lo cambia todo, y para Bishop llegó cuando se dio cuenta de que había desarrollado «un problema respiratorio» y tenía la «presión arterial alta«. Esto fue lo que le hizo cambiar el chip y cambiar su estilo de vida.

Basó su dieta en tres alimentos

 

Lo primero que hizo fue decir adiós al azúcar y a la comida rápida. A continuación, recondujo su alimentación hacia alimentos saludables donde predominaban las frutas y los vegetales. No obstante, destaca tres ingredientes que ha tomado cada día en el desayuno y que considera que han sido fundamentales en su pérdida de peso. Estos son:

– El té verde

– Un puñado de almendras

– Una ración de avena

Combinando estos con el resto de comidas basadas en una dieta saludable, Bishop ha logrado perder hasta 20 hilos. Eso sí, la alimentación no ha sido el único factor que le ha llevado a conseguirlo. Este estilo de vida le llenaba de energía y comenzó a realizar deporte, corriendo entre 4 y 5 kilómetros seis días a la semana. 

Además, hay que sumar que tomaba una gran cantidad de agua cada día (entre 4 y 5 litros) y descansaba un mínimo de 6 o 7 horas. Este estilo de vida se va retroalimentando continuamente. Hacer ejercicio hace que nos llenemos de energía y al mismo tiempo descansemos bien. Comer de forma saludable también nos ayuda a dormir correctamente y, además, nos llena de energía para poder realizar una actividad física de fondo.

Según comenta el propio protagonista de este artículo, su fuerza de voluntad para evitar caer en la tentación de los alimentos insanos fue fundamental en un principio. Ahora, tras todo el camino recorrido, tiene claro que no quiere volver a ser el de antes. No obstante, no deja de darse algún que otro capricho los domingos, sus días «trampa». Algo que no hace daño si somos conscientes de lo que comemos y de que eso no representa el estilo de alimentación que tenemos el resto de la semana.

Webs de PRISA

cerrar ventana