Un salón ordenado, de revista: estos son los errores que no debes cometer

anamas

Si quieres que tu salón permanezca ordenado y además lo parezca hay determinadas cosas que debes evitar.

La primera de ellas es guardarlo todo en el salón y en cestas

Es uno de los errores más frecuentes que cometemos. El comedor no debe ser la habitación dónde guardas todo, ni tú ni tus niños, no les dejes que después de jugar dejen los juguetes allí.

Y hablando de guardar, evita guardar todo en cestas, en un salón pequeño pueden dar la sensación de mayor desorden.

Lo ideal es sustituirlas por puffs de almacenaje, además de tener todo  ordenado, ganarás algún asiento extra.

 No poner muebles auxiliares

Cómo nos da miedo llenar demasiado el salón, otro de los errores que cometemos es no poner muebles auxiliares.

Una mesa auxiliar  junto al sofá te servirá para tener un lugar de apoyo para dejar mandos, gafas, libros y todo lo que necesites tener a mano y que de otra manera estarían esparcidas por el salón.

Elegir muebles muy pequeños

Si tu salón es pequeño es mejor tener pocos muebles y grandes, que te proporcionarán más capacidad.

Para aprovechar bien el espacio es mejor que sean de arriba a abajo y en blanco para que visualmente sean más ligeros.

Libros y estanterías

Cuantas menos cosas tengamos a la vista en el salón, más grande parecerá. Así que los muebles con puertas serán nuestros grandes aliados.

En cuanto a los libros, procura no tener más de treinta (es lo que recomienda Marie Kondo) y guárdalos en una vitrina o librería con puertas y de poco fondo para que estén a salvo del polvo y a la vista. Y no la llenes del todo. Deja una parte vacía, otra con libros y algún objeto decorativo.

 

MÁS SOBRE: