8 juegos sencillos y divertidos para niños en la playa

Los bolos o las carreras de relevos son algunas opciones para jugar al borde del mar

Ana Más

Si tienes niños y sueles pasar tus vacaciones en la playa te vendrán de rechupete algunas ideas para jugar a la orilla del mar, además por supuesto de los socorridos y divertidos castillos de arena. Hoy te contamos algunas ideas de juegos en la playa para los que solo necesitarás ganas de jugar… así de sencillo.

1. Una buena opción es jugar a los bolos en la arena. Necesitas una pelota y unos bolos que puedes fabricarte tú mismo con botellas de agua vacías rellenas de arena. Ahora solo queda delimitar la pista y ver quién tira más bolos en cada tirada.

2. Una opción sencilla y muy divertida es adivinar dibujos en la arena. Tendremos que hacer dos equipos, uno tendrá que dibujar algo en la arena y el otro tratará de adivinar de qué se trata. Eso sí, el que dibuje no puede hablar.


3. En la misma línea está el tres en raya en la arena. Tan sencillo como dibujar el tablero en la arena y elegir piedras o conchas para jugar.

Juegos sencillos para jugar en la playa

Getty

4. Si lo vuestro es la escultura, una variante del pictionary en la arena es hacer esculturas que el resto tendrá que adivinar. Puedes ayudarte con tus cubos, palas y moldes.

5. También podemos jugar a encontrar tesoros en la arena. Uno de los jugadores esconde el tesoro y el resto cuentan en alto con los ojos cerrados. Gana el primero que lo encuentre.

6. Dentro del agua también podemos hacer juegos muy divertidos como el del ancla. Consiste en enterrarnos los pies en una zona sin olas e intentar aguantar sin que nos arrastre el agua el mayor tiempo posible. El que más tarde en caerse ganará.

7. Otra opción de lo más sencilla es hacer un muro de arena cerca de las olas e intentar que este sea lo suficientemente fuerte para que las olas no lo derriben, o al menos sea el último en caer.

8. Y si tenéis un par de cubos podéis organizar unas carreras de relevos. Para ello haremos dos equipos que tendrán un cubo cada uno, que colocarán a unos cuatro metros de la orilla y tendrán que ir rellenando con el agua que quepa en sus manos, gana el que antes acabe.

MÁS SOBRE: