Alimento contra las migrañas

El alimento de origen japonés que previene la migraña y ayuda en la prevención del cáncer

No es muy conocido pero presenta múltiples propiedades para el corazón y los dolores de cabeza

Sandra Escobar

Las personas que sufren migrañas o dolores de cabeza muy fuertes saben, con una triste certeza, que hay pocos remedios que puedan retirar esas potentes cefaleas. Aunque existen fórmulas, recetas ancestrales o medicamentos que pueden ayudar a llevar esos momentos de dolencias, toda novedad será bien recibida si sirve como solución a esta afección. Especialmente cuando la respuesta la aportan especialistas o expertos y es algo tan natural como un alimento (casi ordinario) que se puede incluir en la dieta.

El ajo es uno de los ingredientes más indispensables en la cocina y la gastronomía, sobre todo en nuestro país. Está presente en prácticamente cualquier plato y es, por ello, un alimento esencial en nuestro día a día. Pero no, no es este el producto que ayuda con el alivio de las migrañas, aunque sí se trata de un familiar de este: el ajo negro.

Si nunca has oído hablar de él es porque no es un producto tan común como el ajo blanco en España, pero sí es de lo más habitual en la cultura asiática, especialmente en Corea; pero también en otros países como Japón o Tailandia.


Propiedades del ajo negro, un alimento muy completo

Aunque su apariencia y textura no inciten del todo a su consumo, la realidad es que se trata de un alimento de lo más saludable para nuestro cuerpo que posee distintas propiedades nutricionales, muchas de ellas, inesperadas. Según recoge el portal CuídatePlus, desde la Asociación de Dietistas-Nutricionistas de Madrid (Addinma), sostienen que el ajo negro «contiene un gran número de aminoácidos» que es útil para la formación y reparación de huesos, articulaciones, tendones o ligamentos.

Además de ayudar a reducir los dolores de cabeza y las migrañas, el ajo negro dispone de otros beneficios para nuestra salud:

  • Antioxidante: hablamos de un alimento muy rico en vitamina C que supera la cantidad de polifenoles que la del ajo blanco y, entre sus poderes, destacan el de reducir la acción de los radicales libres; lo que significa que este alimento asiático contribuye en el retraso del envejecimiento celular, así como de la aparición de enfermedades degenerativas y crónicas.
  • Enfermedades cardiovasculares: otro de sus beneficios conocidos es que mejora la circulación sanguínea , controla los niveles de colesterol en sangre que se acumula en las paredes arteriales y redice la tensión arterial; ventajas que también lo convierten en un potente aliado contra las migrañas, como hemos comentado anteriormente.
  • Previene algunos tipos de cáncer: según las pruebas realizadas, hasta ahora, en animales, la propia composición del ajo negro podría reparar el ADN ante el daños cromosómico, lo que podría ayudar a prevenir algunos cánceres, como el de mama, el de colon o el gástrico.
  • Sistema inmunitario: por si esto fuera poco, el ajo negro también contribuye en la mejora de las defensas al aumentar la proliferación de linfocitos, es decir, de un tipo de glóbulos blancos. Esto significa que este alimento también actúa como antibiótico natural que ayuda en la lucha contra los virus y bacterias, así como ante cualquier tipo de infección.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO