¿Quieres que tu casa huela bien? No cometas estos errores

Usar siempre el mismo aroma, no ventilar o enmascarar olores son algunos de los más frecuentes

anamas

Hace algunos meses te contábamos cómo conseguir acabar con los malos olores de tu casa y conseguir que oliera siempre a fresco y limpio. Te hablábamos de trucos como colocar un recipiente con vinagre donde no se vea o añadir en una botella con agua unas gotas de aceite esencial o con zumo de limón y dos cucharadas de bicarbonato.  

Pero en este caso no te vamos a contar qué hacer para que tu hogar huela siempre bien, sino todo lo contrario, qué no debes hacer para que huela bien o más concretamente cuales son los errores más frecuentes que cometemos a la hora de perfumar nuestro hogar.

Y es que antes de usar cualquier ambientador o truco para que tu casa huela bien, hay varios errores que no debes cometer, especialmente durante los meses fríos, ya que durante esos meses el ambiente suele estar más cargado y reseco por la calefacción.

Para que tu casa huela bien no cometas estos errores

Lo primero que debes evitar es enmascarar los olores, es decir si tu casa huele mal por alguna razón (humedad, basura acumulada e incluso ropa sucia), evita echar ambientador «como si no hubiera un mañana», ya que solo conseguirás el efecto contrario. Primero busca de donde procede ese mal olor y soluciónalo y luego utiliza neutralizadores o absorbe olores. Después ya puedes utilizar tu ambientador favorito pero nunca encima de los malos olores.

Otro error que cometemos a menudo es aromatizar nuestra casa sin ventilar. Es esencial que ventilemos antes de echar cualquier ambientador o encender cualquier vela de olor, ya que olores muy fuertes como el de las mascotas o el tabaco son difíciles de quitar  si no aireas tu casa, si no lo haces, sólo conseguirás que  se mezclen los malos olores con el ambientador y olerá peor. Bastará con que lo hagas durante diez minutos o un cuarto de hora en invierno.

El tercer error está relacionado con el tamaño de tu ambientador, no se aromatiza igual un espacio pequeño que uno de grande o uno con techos altos y uno de techos bajos. Si tienes techos muy altos, lo recomendable es usar un ambientador en aerosol inclinándolo un poco hacia el techo. Si los techos son bajos, es mejor un mikado.

Ten en cuenta además que los ambientadores pueden afectar a los muebles, cortinas y sofás de nuestra casa. Por eso ten cuidado al pulverizar de que el ambientador no caiga sobre estas superficies y en caso de no poder evitarlo haz antes una prueba en un lugar poco visible para estar segura de no dañarlos.

Por último evita usar siempre el mismo aroma de ambientador, ya que nos acostumbramos a su olor y no lo percibimos con la misma intensidad. Si lo cambias periódicamente tu casa olerá mucho mejor.