La técnica viral para escurrir la pasta que te conquistará

Aunque parezca sencillo, hacerlo bien tiene su truco

anamas

Hay algunos pasos  básicos en la cocina que todos creemos hacer bien, pero incluso algunas cosas que a priori parecen sencillas, cómo escurrir la pasta, tienen su truco. Y es que al final todos solemos hacerlo de la misma manera, quitamos la olla del fuego, colocamos el escurridor en el fregadero y echamos toda la pasta en él para servirla en el plato. Pero, ¿es correcto hacerlo así?

Hay incluso utensilios especializados para ello, tienen forma de cuchara grande y tienen unos agujeritos que sirven de colador. Sin embargo hasta Tik tok llegan los trucos para este gesto aparentemente tan sencillo de escurrir la pasta. Kelton Flinders (@keltonflinders) lo tiene claro, el tiktoker explica en uno de sus vídeos por qué no usamos el escurridor bien.

El truco que propone se ha hecho viral por sus múltiples beneficios, ya que con él no se pierde nada de pasta por el camino, evitamos salpicarnos, no tenemos que volver a poner la pasta en la olla para cocinarla y además es rápido y eficaz. Te contamos en qué consiste.

La técnica viral para escurrir la pasta

@keltonflinders You’re draining your pasta wrong. #tiktokhack #howto #foodhacks #foodlover #foodie #snackbreak ♬ Thats Amore – Dean Martin


Según Flinders para escurrir bien la pasta debemos seguir estos pasos:

  • Primero debemos buscar un escurridor que tenga un tamaña similar al de la cazuela para evitar cualquier tipo de fuga.
  • luego ponerlo  sobre la olla en la que hayamos cocinado la pasta.
  • y por último, una vez tengamos la pasta prensada al fondo de la olla, debemos que verter el agua de la misma sobre el fregadero. Así conseguiremos que el agua desaparezca por completo del recipiente y nuestra pasta estará perfectamente escurrida.

Además si quieres que tu pasta quede deliciosa tienes que tener en cuenta otros factores cómo la manera de cocer la pasta, debes hacerlo en abundante agua salada, la proporción es litro y medio de agua y diez gramos de sal gorda por cada cien gramos de pasta. Echa la pasta cuando el agua esté hirviendo, échala a puñados y poco a poco, dejando unos segundos entre puñado y puñado, si no el agua se enfriará y dejará de hervir, con lo cual la pasta no quedará bien hecha.

Una vez que esté cocida no la enjuagues con agua fría, es cierto que esto te servirá para que no se pegue pero también estarás quitándole el almidón, que es el encargado de que se adhiera bien a la pasta. Así que mucho mejor si usas sólo el escurridor para eliminar el agua de la olla.