El secreto para cocinar una pasta perfecta

Es tan sencillo que te sorprenderá

anamas

Si te encanta la pasta reconocerás que es complicado encontrarle el punto de cocción, es muy fácil que se nos pase o que por el contrario nos quede demasiado al dente.

Te damos algunos trucos que te harán sentirte la mejor cocinera del mundo al menos en lo que a pasta se refiere. Lo primero en lo que debes fijarte es en la calidad del producto, no es lo mismo usar una pasta cualquiera que una de calidad, si quieres notar la diferencia en textura y sabor, debes hacerte con una buena pasta.

En cuanto a la manera de cocer la pasta, debes hacerlo en abundante agua salada, la proporción es litro y medio de agua y diez gramos de sal gorda por cada cien gramos de pasta. Echa la pasta cuando el agua esté hirviendo, échala a puñados y poco a poco, dejando unos segundos entre puñado y puñado, si no el agua se enfriará y dejará de hervir, con lo cual la pasta no quedará bien hecha.

Fama adquirió durante la cuarentena, la receta de la ensalada de pasta de Mercadona que se hizo viral.

Pasta perfecta, trucos para que resulte perfecta

Lo mejor es cocerla al dente, esto es que no quede totalmente cocida y mantenga así su firmeza. La mejor forma de comprobarlo es probarla, los mejores cocineros italianos lo hacen así.

Una vez que esté cocida no la enjuagues con agua fría, es cierto que esto te servirá para que no se pegue pero también estarás quitándole el almidón, que es el encargado de que se adhiera bien a la pasta. Así que mucho mejor si usas sólo el escurridor para eliminar el agua de la olla.

Para evitar que se te pegue procura tener la salsa elaborada y caliente antes y añádela justo en el momento en el que alcance su punto de cocción para que no le de tiempo a pegarse. Para ello lo mejor es que vayas calentando la salsa en la sartén mientras termina de cocerse y que la añadas después sofriéndola durante treinta o cuarenta segundos todo junto, nunca más ya que podría pegarse.

En cuanto a la cantidad aproximada de una ración  son unos 80 gramos por persona y para medirla hay algunos trucos, por ejemplo para la redonda, tipo conchas o incluso para macarrones, un truco es echarla en un plato y que cubra solo el fondo del plato, eso sería una ración. En el caso de los espaguetis, una ración para una persona serían todos los espaguetis que quepan en un círculo formado al unir los dedos índice y pulgar.

 

MÁS SOBRE: