Karmele Marchante

Karmele Marchante, sobre su dura etapa en Sálvame: «Me sentí maltratada, vejada y humillada»

La periodista recuerda lo que sufrió durante esta etapa mientras la dirección del programa lo consentía

Noelia Bertol

Hubo un tiempo en el que Karmele Marchante se convirtió en un rostro frecuente de la televisión, concretamente en Telecinco. La periodista ha lanzado recientemente un nuevo libro bajo el título de No me callo y en este se sincera sobre algunos de los aspectos más complicados de su vida a nivel personal y profesional.

Si bien su infancia y adolescencia fueron etapas difíciles para Karmele (en un capítulo recuerda cómo en una discusión su padre le sacó una pistola), la vida adulta también ha estado llena de baches que ha tenido que superar. Esta no tiene reparo a la hora de hablar sobre su etapa en televisión y cómo nunca disfrutó ni fue feliz durante los años dorados de programas de éxito como Tómbola.

«Me pasaron muchas cosas allí. Al Bano me tiró al suelo, me lanzaron vasos de agua, Carmen Sevilla se ensañó conmigo… Fue una época terrible«, expresa esta, señalando también al este año fallecido Jesús Mariñas, del cual dice que le trató «muy mal«.


De esta etapa también recuerda cómo fue testigo de uno de los momentos más recordados de Tómbola, cuando Bárbara Rey iba a hablar en plató sobre su relación con el por entonces Rey Juan Carlos I. «Fui con ella en el avión y estaba muy contenta, exultante. Llegamos a Canal Nou y nos reunieron. Estaba la cúpula de la cadena, un representante del PP, nuestra directora y toda la directiva de nuestra productora. Nos metieron en una sala lúgubre y como con mucha ceremonia nos dijeron: ‘Bárbara Rey no se sienta y la Familia Real no existe. No podéis mencionarlos’. Le han dado mucho dinero para que calle«, recuerda.

Karmele recuerda su peor etapa en televisión junto a Sálvame

 

Pero sin duda uno de los peores momentos profesionales lo vivió durante su etapa trabajando en Sálvame. «Fue la más negra. Ahí sí que me sentí maltratada, vejada y humillada. Siempre con el consentimiento de la dirección, que sabía perfectamente lo que estaba pasando», apunta

«Fue una función coral de bullying contra mí. Entre bambalinas me decían de todo. Tendría que haberlo denunciado al salir, pero estaba tan mal, con una depresión… que no lo hice«, agrega sobre cómo afectó esta situación a su vida personal.

Recuerda que fue progresivo: «al principio me divertí muchísimo. Me lo pasé muy bien. Luego ya comenzaron a salir los egos, la envidia y la dictadura». También señala que de la gente con la que compartía plató no tiene relación con nadie, pero sí con los que trabajaban en redacción.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO