abuelos hijos

«Las pensiones no van a ser suficientes, hay quién tendrá que vender su casa», advierten los expertos

El presidente del Foro del Instituto BBVA de Pensiones, José Antonio Herce asegura que millones de pensionistas necesitarán complementos

Nuria Serena

Durante el encuentro de Deusto Business Alumni Pensiones y ahorro a largo plazo, el presidente del Foro del Instituto BBVA de Pensiones, José Antonio Herce, ha advertido a los descendientes de la generación ‘baby boom’ sobre sus pensiones: «Los padres tendrán que vender la casa porque necesitarán complementar sus pensiones»

La llamada generación del ‘baby boom’  la conforman casi 8 millones de personas en España. Nacidos entre 1946 y 1964, muchos ya han empezado a jubilarse y otros están cerca de ello. Será en 2025 cuando el grosso del colectivo entre a formar parte de la población pasiva de nuestro país.

En pleno debate sobre el futuro de la sostenibilidad del sistema en España, gobierno y agentes sociales buscan una solución que logre despejar la ecuación.


Las pensiones no serán suficientes

José Antonio Herce, presidente del Foro del Instituto BBVA de Pensiones, ha participado esta semana en el encuentro de Deusto Business Alumni Pensiones y ahorro a largo plazo.

Durante el simposium, según recoge El Economista, el experto ha alertado de que las las pensiones «no van a ser suficientes» para que esta generación llegue a fin de mes y que aquellos que no tengan ahorros pueden verse obligados a  vender sus casas.

El resto de los invitados al encuentro ha puesto en valor otros sistemas europeos cuya viabilidad está más que demostrada. Es el ejemplo de los vigentes en Suiza y Noruega.

Según explica Herce la pensión inicial en España es del 80% del último salario, por lo que «hay millones de pensionistas que necesitan complementos…Todos los ‘baby boomers’ que no han ahorrado para la jubilación necesitarán complementos de 400 o 500 euros al mes para llegar a fin de mes»

El experto defiende que para sostener el sistema público de pensiones, se deberá aumentar la edad de jubilación, abordar reformas de más calado y fomentar sistemas complementarios y mayor cultura de ahorro como hacen otros países europeos