No laves las fresas nada más comprarlas: hay una razón

Lo ideal es lavarlas justo antes de comerlas

Ana Más

Con nata, con zumo, con azúcar o en batido, las fresas están ricas de cualquier forma, la mejor manera de conservarlas es en el frigorífico. Aunque es muy importante que no cometas un error a la hora de lavarlas.

Y es que tal y cómo explica a Insider la dietista Andrea Mathis , «la mayoría de las personas no se dan cuenta de que las fresas tienen capacidades similares a las de una esponja, lo que significa que pueden absorber pesticidas y bacterias fácilmente».

Y de ahí la importancia de lavarlas muy bien, por eso no basta con ponerlas debajo del agua, sino que para eliminar cualquier resto de pesticidas debemos meterlas en agua, con vinagre o sal y dejarlas 15 minutos.


No laves las fresas nada más comprarlas por esta razón

El momento ideal para lavarlas es cuando nos las vamos a comer, la razón es que así evitaremos aportarles más humedad de la que tienen, ya que lo único que conseguiremos es acelerar el crecimiento de microorganismos. También es importante no retirar las hojas verdes que la coronan hasta que no las laves, ya que ayudan a que la fresa no absorba tanta agua.

El vinagre es un gran aliado para desinfectarlas, por su alto poder antimicrobiano y además es de uso cotidiano, por lo que es fácil tenerlo en casa.

Ten en cuenta que para comer unas buenas fresas es imprescindible escoger aquellas que estén en mejor estado, descarta aquellas que tengan golpes o moho. Además compra aquellas que sepas que vas a consumir cómo máximo en un par de días para que no se te estropeen.

Y es que las fresas tienen muchas propiedades, entre ellas su bajo valor calórico, además de que son ricas en fibra y por ello favorecen el funcionamiento del intestino.

Además son fuente de vitamina C, que refuerza las defensas, es antioxidante, lo que la hace necesaria para el proceso de formación del colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes. Además contiene vitamina E, que también es antioxidante y favorece la absorción del hierro presente en los alimentos.

 

 

MÁS SOBRE: