Limpia así de fácil los rieles de tus ventanas

Los rieles de las ventanas y puertas son de las zonas dónde más suciedad se acumula

Ana Más

Han sido varias las ocasiones en las que hemos hablado de cómo limpiar los cristales de tus ventanas e incluso tus persianas, algo que también es importante limpiar con relativa frecuencia son los rieles de tus puertas y ventanas correderas, ya que si no sólo conseguirás que se atasquen constantemente, las puertas y ventanas cierren mal y no consigamos el aislamiento adecuado para nuestra casa, pagando más en nuestra factura de la luz.

Y es que los rieles de las ventanas y puertas son de las zonas dónde más suciedad se acumula y dónde más dificil de eliminar es esta. Te contamos algunos tips para hacerlo.

Lo primero que debemos hacer es coger un aspirador pequeñito y aspirar la suciedad mayor que se haya quedado dentro, si no tienes aspirador otra opción es el secador.


Limpia así de fácil los rieles de tus ventanas

Una vez que hayas limpiado los restos de suciedad que se hayan quedado es el momento de usar el jabón, para ello necesitas una botella con pulverizador en la que añadirás agua tibia y unas gotas de jabón. Agita la botella para que el jabón se diluya bien y rocía los rieles con la mezcla, retíralo después con un papel absorvente y un trapo.

También puedes usar vinagre y bicarbonato de sodio para ello una vez hayas quitado la suciedad más fuerte, espolvorea bicarbonato por los rieles hasta que estén prácticamente cubiertos, luego rocía agua encima y verás cómo se forma una pequeña pasta que debes retirar después con un paño húmedo, repitiendo la operación todas las veces que haga falta incluso con la ayuda de un cepillo de dientes que te ayude con la suciedad más incrustada.

También es muy importante mantener los rieles lubricados, para ello en cualquier tienda de productos de bricolaje puedes encontrar lubricante de silicona que debes aplicar aputando con la boquilla de la botella hacia los rieles y apuntando el gatillo para aplicar una cantidad generosa de producto sobre ellos . Luego debes retirar el producto sobrante con un trapo con cuidado. Es importante aplicar lubricante también en los agujeros laterales y en las ruedas.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO