retoques estéticos

Los retoques estéticos favoritos de los españoles: bótox y hialurónico

Alrededor del 36 por ciento de la población ha usado los servicios de un médico estético.

Lucía Puig

Los retoques estéticos están a la orden del día. Cada vez más españoles optan por pasar por quirófano para mejorar su aspecto físico con el objetivo de sentirse mejor con su imagen. Según un informe de Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), alrededor del 36 por ciento de la población ha usado los servicios de un médico estético.

Llama la atención que la edad a la que los jóvenes se inician en esta práctica son los 26 años de media. Cuatro de cada diez intervenciones se realizaron a pacientes de la citada edad. Estos jóvenes buscan ganar confianza en sí mismos y están muy influenciados por las redes sociales. Entre el sector médico estético se ha hablado en muchas ocasiones de que los pacientes acuden a la consulta con imágenes con los famosos filtros de Instagram. En ellos se ven caras que no son reales, con pieles perfectas, por ejemplo.

Tras ponerse en manos de un médico estético se busca una «belleza natural, discreta y reversible». Todos apuntan a que la prevención les anima a acudir a hacerse un retoque, según la SEME.


En España se hacen cerca de 400.000 intervenciones estéticas cada año. Los tratamientos más demandados por la población son los rellenos dérmicos y la toxina botulínica.

El botox se utiliza sobre todo para las arrugas del tercio superior, es decir ojos y frente. Como consecuencia del uso de las mascarillas por la pandemia de coronavirus, esta zona del cuerpo ha recibido todas las miradas y ha sido una de las que más se han retocado los españoles.

Ahora, tras la retirada de la protección bucal habrá que ver si se piden más retoques en labios con ácido hialurónico, según ha explicado la doctora Petra Vega en una entrevista en Yo dona.

Las personas de entre 20 y los 30 años optan por aumentarse los labios en busca de bocas más jugosas, se someten a una rinomodelación para cambiar su nariz, los pómulos y el mentón, según la doctora.

Entrando en la treintena, el botox es lo más pedido para tratar de frenar el envejecimiento. Gracias a la acción de este ácido, no se realizan tantos gestos que marcan la frente u ojos con arrugas. También es un momento en el que se hacen rellenos con ácido hialurónico.

Tanto el botox como el hialurónico son procedimientos mínimamente invasivos, se suelen hacer con aguja o cánula y el paciente se va a hacer su vida normal nada más finalizar el procedimiento.

El botox en los retoques de los 40 años

En la madurez, cuando ya las mujeres y hombres alcanzan los 40 años se enfrentan a la flacidez, arrugas de expresión. En estos casos los médicos estéticos vuelven a recomendar el uso de botox y ácido hialurónico. Además, también existe preocupación por las manchas de la piel y se decantan por tratamientos de hiperpigmentación y fotorejuvenecimiento.

En lo que se refiere al cuerpo, la principal preocupación de los jóvenes es la celulitis y centran sus esfuerzos en reducir la grasa corporal. Y las personas de más edad igual. Tienen la misma preocupación a la que se le suma la flacidez.

Los brazos, sobre todo de cara al verano, cuando la ropa de tirantes deja ver al completo esta zona del cuerpo, son una gran preocupación. Tener unos brazos tonificados, algo musculados es un deseo que expresan muchas personas en consulta. Además, el abdomen, piernas y glúteos también son objeto de retoques estéticos.

En estos días se pide mucho el «Baby Botox» que consiste en infiltrar dosis más bajas de toxina botulínica para disminuir o prevenir arrugas antes de que aparezcan en el rostro.

Mejorar la calidad de la piel

La Clínica Dermatológica Internacional indica que sus tratamientos más demandados son: el fliting líquido se sirve para mejorar el surco nasogeniano y las patas de gallo, entre otras zonas del rostro. En segundo lugar, sus clientes piden técnicas de fotorejuvenecimiento que es perfecto para eliminar «manchas» solares, cuperosis (venitas), arrugas finas y mejorar la calidad de su piel sin interrumpir sus actividades habituales.⁣ El tercer lugar lo ocuparía los ultrasonidos para elevar, tensar, y tonificar la piel sin cirugía.⁣

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO