Así de guapo y grande está Máximo Adriano, el cuarto hijo de Pilar Rubio y Sergio Ramos

El pequeño acaba de cumplir dos años

Ana Más

Dos años han pasado ya desde que Pilar Rubio y Sergio Ramos fueran padres de Máximo Adriano, su cuarto hijo. La colaboradora es muy activa en redes y gracias a ello sus seguidores han podido ir viendo la evolución del pequeño durante estos dos años.

Y es que sus padres suman entre los más de 62 millones de seguidores que son partícipes de los acontecimientos más importantes de la vida de la pareja y su bonita familia. Recientemente celebraban el cumpleaños de Marco, que cumplía siete años y la colaboradora colgaba un video de todos juntos soplando las velas, una imagen  que acompañaba del siguiente texto, «Felicidades, Marco! La eterna sonrisa de la familia, la constante alegría de nuestra casa. Una mirada de luz, unos ojos que te desarman. Papá y mamá están muy orgullosos de verte crecer siendo como eres, la mejor versión de nosotros mismos. Te queremos mucho.»

En el video se ve como el pequeño Máximo Adriano mira la tarta de su hermano Marco con cara de «qué ganas tengo de soplar las velas», aunque «mantiene el tipo» dejando que sea su hermano el que lo haga.


Pilar Rubio dispuesta a tener otro niño después de Máximo Adriano

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pilar Rubio (@pilarrubio)


Y es que hace unos meses  el pequeño soplaba sus propias velas, algo que su mamá también mostraba en su Instagram dónde subía un video junto al que escribía, «¡Nuestro pequeñín cumple dos añitos hoy! ❤️ Gracias por darnos tantas alegrías con unos pasitos tan pequeños. Te queremos muchísimo»

Respecto a su intención de tener más hijos, Pilar Rubio respondía justamente hace dos años, cuando nacía el pequeño Máximo que el cupo estaba cerrado aunque hace unos meses en una entrevista a Lecturas, Pilar no descartaba ampliar la familia, “Si viene, viene; si no, pues nada…Y, si viene otro niño, pues perfecto. Estoy más acostumbrada a los niños. Creo que ahora con una niña no sabría qué hacer, sería todo nuevo otra vez”, explicaba entonces.

MÁS SOBRE: