Beatriz Luengo

«No habla, pero ya canta»: El enternecedor vídeo de la hija de Beatriz Luengo

La pequeña tiene poco más de un año y sigue a su madre entonando Hallelujah

Ana Irigoyen
Archivado en: Alejandro Sanz  •   Beatriz Luengo  •  

Beatriz Luengo ha sorprendido a sus seguidores con un vídeo de lo más tierno en el que aparecía su hija, de tan solo un año, tarareando una canción. La cantante lo compartía en su cuenta de Instagram emocionada por lo que su pequeña era capaz de hacer. Parece que lleva la música en la sangre, al igual que su mamá.

«Mi sol. 1 añito, no habla pero ya canta Hallelujah«, escribía en la publicación Beatriz Luengo, donde aparece su hija intentando entonar junto a su mamá el tema Hallelujah. Esperamos verla pronto cantar al ritmo de los temas de sus padres. Quién sabe, quizá se convierta en una gran artista como sus progenitores. Lo que está claro es que ¡lo lleva en los genes! 

 


Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Beatriz Luengo (@beatrizluengo)

Beatriz Luengo irrumpe por sorpresa en el concierto de Alejandro Sanz

 

Beatriz cumple uno de los sueños que llevaba deseando desde que era niña. La cantante admira a Alejandro Sanz desde que tiene uso de razón y hace unos días cantaba junto a él Viviendo deprisa delante de millones de fans. «Me obsesioné durante toda mi vida con tener un autógrafo tuyo y cuando tenía 11 años mi madre me regaló este disco me encuentro que dice: ‘Para Beatriz, no te rindas nunca, con cariño Alejandro Sanz’. Tu música y tú habéis sido mi inspiración durante toda mi carrera. Así que todo lo que tengo te lo debo a ti porque nunca me dejaste rendirme». 

Luengo es la prueba de que a base de trabajo los sueños se cumplen y lo demostró delante de todo el público que presenció este momento en Murcia. Además la cantante le dedicó unas rimas finales en las que decía: «Un día soñé cantarte Viviendo deprisa y aquí estoy, esta noche se improvisa. Lo que está escrito sale desde el interior. La foto impresa en mi cuarto junto a tu canción, hacen posible que hoy escriba desde lo más profundo. Gracias te doy, Alejandro, ante todo el mundo».

MÁS SOBRE: