¿No sabes cómo limpiar la campana extractora? 5 trucos que podrían ayudarte 

Estos son algunos tips que podrían ayudarte a dejar tu extractor de humos como nuevo

Teresa Moreno

Limpiar la casa es una de las tareas más laboriosas, especialmente, si se trata de la cocina. Este espacio es probablemente uno de los más utilizados y, por ende, uno de los que más ensuciamos, al cocinar y comer en él.  Esto también nos lleva a que se convierta en uno de los lugares donde más bacterias se acumulan entre grasas, restos de comida y otro tipo de sustancias. Por eso, dedicar tiempo a limpiar la cocina y todos sus rincones, como la campana extractora o el fregadero, son cosas imprescindibles para la seguridad de todos.

Uno de los elementos que menos prestamos atención pero que más grasa acumula en toda la cocina es la campana extractora, la cual siempre se acaba convirtiendo en un foco de suciedad. Por eso, hacer una limpieza profunda y efectiva es algo que debes hacer con más frecuencia de la que crees. Sin embargo, a estas alturas muchos tienen dudas sobre cómo limpiar la campana extractora de la cocina.  

Para que no se acabe convirtiendo en una tarea imposible, desde Cadena Dial te recapitulamos algunos trucos sencillos para limpiar tu campana extractora cuyo resultado será inmediato. ¡Toma nota! 


1. Esponja 

Antes de empezar cualquier proceso, es importante que te hagas con una esponja de textura suave, ya que esto te ayudará en la limpieza por su facilidad de generar más espuma y de ablandar toda la grasa acumulada. Además de que evitarás rayar tu extractor de humos. Este es uno de los principales tips para limpiar y cuidar tu campana extractora. 

2. Desengrasante 

No es recomendable utilizar cualquier desengrasante. Si optas por esta opción para limpiar la campana extractora, entonces es mejor que te asegures de comprar uno específico para acero inoxidable.  

Lo primero antes de iniciar cualquier limpieza tendrías que quitar los filtros de la campana extractora, ya que estos contarán con su propio método de limpieza. A continuación, tendrás que rociar el desengrasante por todo el extractor de humos y dejar actuar varios minutos para que toda la grasa acumulada se ablande y luego, retirarla con un paño. Este proceso podrás repetirlo tantas veces como necesites.

Una persona limpia los filtros de la campana extractora con una esponja en la bañera.
Getty

3. Vinagre 

El vinagre es uno de esos productos que siempre tienes que tener a mano para hacer una limpieza profunda y eficaz en el hogar. Solo necesitarás mezclar en un cubo o en un barreño un poquito de agua tibia con un chorrito de vinagre y aplicarlo por todo el interior de la campana. Ayúdate de una bayeta o una esponja para restregar aquellas zonas donde la grasa y la suciedad esté más incrustada y retira los restos.  

4. Bicarbonato 

El bicarbonato es otro producto estrella en la limpieza y un gran desengrasante para la campana extractora. Se trata de un aliado perfecto para retirar la grasa de forma natural y tan solo con el vaporcillo que desprende. ¡No quedará ni rastro de suciedad!  

¿Cómo aplicarlo? De forma sencilla. Solo necesitarás calentar agua y mezclarla con bicarbonato. Cuando esté hirviendo, deberás encender el extractor y el propio vapor penetrará en el interior de la campana extractora. Deja el fuego encendido, al menos, una hora y quédate pendiente porque, a medida que se vacíe la olla, es necesario que eches más agua y bicarbonato. 

Poco a poco verás como la grasa del interior del extractor de humor comienza a caer, así que, sería interesante que protegieses el fuego con papel absorbente. Después, podrás pasar un cepillo en aquellas zonas donde la grasa se haya quedado más incrustada para terminar de hacerla desaparecer. Podrás retirar los restos con una bayeta húmeda y con un poquito de vinagre. ¡El resultado te sorprenderá! 

Reemplazo del filtro del extractor de humos.
Getty

5. Limón 

Tal y como sucede con el vinagre, el limón es otro de esos productos imprescindibles para una correcta limpieza del hogar y, especialmente, de la campana extractora. Si quieres huir de los productos químicos y quieres resultados inmediatos, entonces mezclar unas gotas de limón recién exprimido con agua te dará el resultado que buscas. Además, por si fuera poco, su peculiar aroma te dejará un olor de lo más fresco y suave en tu cocina.  

El procedimiento es el mismo que el del resto productos. Aplicarlo para que se ablande y con la ayuda de un cepillo, una esponja o una bayeta rociarlo por el interior de la campana extractora y esperar a que se ablande. Luego tocará retirar el resto de suciedad y de restos con otra bayeta. 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO