Carlos Rivera

Nuevo golpe para Carlos Rivera tras perder a su padre: “Se fue corriendo tras él»

La mascota de su padre ha fallecido justo una semana después que su dueño "y a la misma hora"

Noelia Bertol
Archivado en: Carlos Rivera  •  

No están siendo semanas fáciles para Carlos Rivera. Hace casi un par de semanas el artista mexicano recibía la dura noticia del fallecimiento de su padre, don José Gonzalo Gilberto Rivera, quien padecía de Parkinson. El cantante se encontraba en España y tuvo que cancelar su agenda y regresar a su país natal para despedir a su progenitor.

Hace unos días retomaba sus compromisos profesionales lanzando un mensaje al cielo: «desde allá mándame tu bendición, que hoy me está costando mucho poder hacerlo sin ti«.

Para colmo, a la dura ausencia de su padre ahora se ha sumado un nuevo golpe. La mascota del fallecido, el perrito Sky, moría justo una semana después que su dueño, y lo más sorprendente, a la misma hora. Así lo compartía Carlos Rivera en sus redes:


 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Carlos Rivera (@_carlosrivera)

Carlos Rivera comparte la prueba del amor más fiel

 

«Me ha costado días compartirles que mi Sky, quien fuera fiel compañero de mi papá por más de 11 años, se fue corriendo tras él. Justo a una semana y a la misma hora«, se sinceraba el artista en sus redes, publicación en la que añadía varias fotos del perro que tan feliz les ha hecho por todo este tiempo.

Una prueba más de la fidelidad y el amor que los perros demuestran por los dueños que les quieren y les cuidan. Se dice que el perro es «el mejor amigo del hombre», y por algo es.

Cuando la persona se marcha, muchas veces los peludos le siguen al poco tiempo. Ha ocurrido con el papá de Carlos Rivera y también ocurrió con la perrita de Aless Lequio, el hijo de Ana Obregón que fallecía en 2020 a causa del cáncer. Hechos parecidos incluso se han llevado a la gran pantalla. Inspirado en un caso real,  Hachiko es un perro que esperó durante 9 años a su dueño en la estación. Una cinta muy triste, no apta para los de ‘lágrima fácil’.

Carlos Rivera contaba la historia de cómo Sky llegó a sus vidas. «Lo adoptamos cuando tenía tres años y lo querían llevar a sacrificar porque ya no tenían donde tenerlo. Fuimos muy afortunados todos estos años de tenerlo y solo podemos agradecerle por habernos llenado de tanto amor y tanta alegría», expresaba. «Me da tranquilidad saber que mi papá está siendo guiado en su camino al cielo por sus dos fieles compañeros Bono y Sky«, agregaba el cantante.

MÁS SOBRE: