ortega cano

Ortega Cano reaparece tras su operación estética

El torero ha estado en un acto público junto a su pareja, Ana Mária Aldón

Ana Más

Un injerto de cejas, este es el retoque estético al que se ha sometido Ortega Cano recientemente con el objetivo de repoblar esa parte del rostro que con el paso de los años había perdido espesor. Algo que desvelaba su hija Gloria Camila en Ya son las ocho, el programa  de Telecinco en el que colabora: «No sé si me va a matar por contarlo. Mi padre siempre ha tenido mucho pelo, por unas cosas y por otras ha perdido el pelito de la ceja entonces se ha hecho unos micro injertos. No se ha puesto hilos tensores ni nada de eso como han dicho«.

Sin embargo, lo que sorprendía a la prensa es lo amoratado que estaba el rostro del torero cuando abandonaba el centro de estética, algo que hizo que entonces se especulara sobre la posibilidad de que se hubiera sometido a más de un retoque y algo que también desmentía su hija: «La gente piensa que se ha hecho cosas en la cara y no se ha hecho nada, se echa sus cremitas. Es muy guapo, es mi padre, es muy atractivo y lo amo con locura. Va a estar como cuando tenía 20 años«.

Ahora, tres semanas después de aquella imagen ha reaparecido bastante más recuperado en un acto en el que acompañó a su esposa que presentaba en El salón del Gourmet en Ifema,  la marca de salmorejos y gazpachos de la que es imagen.


Así está Ortega Cano tras su operación de estética

«Hay que apoyarse, hay que ayudarse. Trabajadora como ninguna, mientras pueda que trabaje, es un orgullo. ¿Qué voy a decir yo de ella? Todo bueno. Ella es muy sociable con la gente y cuando se la conoce y yo creo que es una persona que hace amigos con facilidad«. Así se refería a su mujer Ortega en la presentación del producto y, aunque apareció en Ifema ocultando su rostro con unas gafas de sol, el retoque era evidente.

Una cita en la que también habló de su nuevo puesto como vocal en el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, diciendo que «es bonito volver otra vez a la actividad. Aunque yo ya no esté toreando, por lo menos estoy en el gremio«.

MÁS SOBRE: