Pablo Puyol y su mujer

Pablo Puyol, detenido y deportado de México junto a su mujer durante su luna de miel

El actor cuenta la "horrorosa" experiencia que vivió junto a su esposa

Noelia Bertol

Cuando uno se va de luna de miel lo hace con la certeza de que se embarca en uno de los viajes más espectaculares de su vida junto a la persona que quiere. Nadie imagina que este viaje pueda terminar convirtiéndose en una gran pesadilla. Esto es lo que les ha ocurrido a Pablo Puyol y Beatriz Mur.

Tras darse el ‘sí, quiero’, la pareja se disponía a disfrutar de un viaje especial por México, sin saber que allí les esperaba la peor experiencia de sus vidas, pues antes de entrar siquiera al país fueron detenidos y deportados nuevamente a España.

Tal y como el actor ha relatado a la revista Hola, la policía mexicana les retuvo y les interrogó, pues al parecer había un problema con Pablo Puyol, al que acusaban de haber falsificado documentación en el pasado para conseguir un permiso de trabajo con el que poder entrar en el país.


 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Beatriz Mur (@beatriz.mur)

El de Un paso adelante asegura que hace un tiempo estuvo viviendo en el país durante un año. «No tuve ningún problema en el pasado, no había ningún delito ni nada parecido. Simplemente, había un fallo en el visado de trabajo que obtuve hace años para trabajar en México«, expresaba este. «Ahora ellos consideran que parte de la documentación que presenté para obtener la visa de trabajo estaba falsificada«, añadía.

No las tenían todas consigo. Tanto la policía como el instituto de migración determinaban que había habido un delito de falsificación, razón por la que este no podía acceder al país. «Nos tuvieron allí unas horas, me interrogaron y nos metieron en un avión de vuelta. Una anécdota más en mi vida, poco agradable«, confesaba el actor.

Pablo Puyol y su mujer: una luna de miel truncada

 

Este aclaraba que, de hecho, no se necesita ningún tipo de visado especial para entrar en México si se es español, pero sí en el caso de que se vaya a trabajar al país, como fue su caso hace cinco años. Lo que no sabía entonces es que esta experiencia le iba a ocasionar problemas en el futuro.

De hecho, si la situación fue violenta para él, la incertidumbre era mayúscula para Beatriz, que no era capaz de asimilar lo que les estaba pasando. «Al principio se lo tomó muy mal, pero estuvo conmigo en la reunión y pudo comprobar que ni yo tenía responsabilidad ni tenía sentido lo que nos estaba ocurriendo«, apuntaba Pablo Puyol a la misma revista.

Este cuenta que intentó demostrar a los agentes su profesión como actor para tratar de aclarar el asunto. «Les decía que pusiesen mi nombre en Google (…) Yo, como otros actores, adjunté recortes de prensa con mis trabajos como actor para demostrar que tengo una trayectoria profesional. Me dijo el agente que me creía, pero que tenía el acceso restringido«, agregaba.

Pablo Puyol tiene la conciencia tranquila, pues ha sido fruto de algún malentendido que tendrá que arreglar desde España. Eso sí, el momento «desagradable y horroroso» que pasaron ambos no se puede deshacer, como tampoco pudieron hacer con el viaje. «Perdimos los gastos de todo y hubo que rearmar una luna de miel«, confesaba.