Shakira y Piqué

Shakira gana la custodia de sus hijos y Piqué tendrá que ir a visitarlos a Miami

La expareja ha cerrado el acuerdo que dictamina que los pequeños se irán con su madre

Carmen Álvarez
Archivado en: Shakira  •  

Este pasado mes de junio toda el mundo conocía la noticia sobre la separación del futbolista Gerard Piqué y la cantante colombiana Shakira. Desde entonces, todas las miradas se han centrado en las vidas por separado que han llevado estos dos famosos y también en cuál será el futuro de los dos hijos que tienen en común.

Tras una jornada intensa de negociaciones, este pasado 7 noviembre pasará a la historia tanto para Shakira como Piqué. Doce horas fueron las necesarias para tomar una decisión sobre la custodia de los más pequeños de la casa.

La reunión se desarrolló en la casa de la colombiana y el catalán junto a sus abogados. En la puerta del hogar de la pareja, esa mañana se podía ver a varios periodistas interesados por lo que pasaría tras esa negociación. El representante legal de PiquéRamón Tamborero, contaba para los medios que por parte de su cliente había «mucha voluntad, si no no estaríamos aquí«. También, añadió que este futbolista estaba muy unido a sus hijos  : «es un padre presente«.


Shakira gana la batalla y se lleva a sus hijos a Miami

 

Finalmente, el futbolista ha cedido ante las exigencias de Shakira para llevarse a Sasha y a Milan a Miami.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Shakira (@shakira)

Los niños permanecerán en la ciudad condal hasta después de las navidades pero, de cara al inicio del 2023, Shakira cogerá un avión y se mudará con sus pequeños al otro lado del charco.

Una decisión que ha sido muy complicada para ambos, pero en la que Piqué podrá seguir ejerciendo de padre siempre que quiera. El inconveniente para el futbolista será que para ver a Sasha y a Milan tendrá que coger un avión destino Miami para disfrutar de ellos. Los gastos irán a una cuenta bancaria que la expareja tiene en común.

El motivo de esta reunión era que ninguno de los dos quería acabar en los tribunales, por eso la pareja y sus abogados han decidido tomar esa decisión para el futuro de los pequeños.

MÁS SOBRE: