Fraude mediante SMS

Si eres cliente de CaixaBank, ten cuidado con esta estafa que llega por SMS

La entidad bancaria ha sido protagonista de una nueva estafa por SMS que pretendía hacerse con los datos del usuario.

Guss González

CaixaBank, cómo otras muchas entidades financieras, se apoya en diferentes técnicas para verificar la identidad de sus clientes a la hora de acceder a la banca online o realizar ciertas operaciones con riesgo.

La dinámica es sencilla: tu banco te envía un SMS para comprobar tu identidad. El mensaje adjunta un link que abre una web que aparentemente pertenece al banco. Sin embargo, en esta ocasión, todo es una estafa.

Este tipo de mensajes, que se reciben de manera habitual y que prácticamente no requieren de mucha atención, son el cebo perfecto de los amantes de lo ajeno para hacerse con tu información sensible.


Pero si prestas un poco de atención, algunos detalles y errores delatan este tipo de actividades. Aprender cómo se organizar los delincuentes te ayudará a evitar estas estafas.

Fraude online

 

CaixaBank, víctima de smishing

 

Este tipo de mensajes suelen ser «reactivos» a un intento de acceso. Es decir, si recibes un SMS cuando no estás intentando consultar tu banca online, sospecha…

En este caso particular, los enlaces incluidos en los mensajes no utilizan el dominio de la entidad. Una señal inequívoca de que podrían ser enlaces fraudulentos. Las entidades bancarias siempre se comunicarán contigo desde sus webs securizadas.

En algunas ocasiones, el navegador, o incluso la propia Google, te avisan que estás intentando acceder a una URL engañosa. Pero no confíes en este tipo de avisos, que requieren de una denuncia previa. Puede que tu seas de los primeros y no veas esta advertencia.

Fraude online

Por su parte, CaixaBank, dispone de información online sobre este tipo de prácticas. En su web, advierte que «nunca te va a solicitar información ni credenciales bancarias a través de correo electrónico, SMS u otros canales digitales». «Si recibes alguna notificación de este tipo, desconfía, analiza el correo con detenimiento y no cliques nada si no puedes asegurar su legitimidad”.

Un consejo que sin duda deberemos poner en practica para protegernos de los ciberdelincuentes.

CONTENIDO PATROCINADO