Vanesa Martín

Vanesa Martín y su carta ‘a la niña que fue’

Una dosis de nostalgia como ejercicio personal: no hay que olvidar lo que uno fue

Noelia Bertol
Archivado en: Vanesa Martín  •  

Uno nunca debe olvidar de dónde viene para poder comprenderse a sí mismo, y es que estamos hechos de los lugares en los que crecimos y de las personas con las que nos relacionamos. Esto los artistas lo tienen muy interiorizado y con frecuencia les vemos retornar a aquellos tiempos, si no para inspirar alguna de sus canciones, sí como ejercicio personal.

Así, Vanesa Martín nos compartía un doble viaje en el tiempo. El primero llevándonos a su infancia a través de una consecución de fotografías tomadas en los inicios de los años 80. La artista mostraba imágenes de esas celebraciones familiares multitudinarias en las que se reúnen todos los seres queridos para celebrar.

 


Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Vanesa Martín (@vanesamartin_)

En una de ellas, la primera de todas, aparece Vanesa Martín junto a dos de sus primas. «A la niña que fui le diría/contaría muchas cosas. Que la velocidad y moverme me gustaría, ya se veía de pequeña…«, expresaba la malagueña, y es que en la imagen está sentada sobre un coche de juguete.

Como si se tratara de la película Origen (pero con viajes en lugar de sueños), dentro de este viaje al pasado la artista nos sumerge en uno nuevo. Vanesa Martín nos lleva a 2014, año en el que lanzó el disco Crónica de un baile, donde incluyó una carta disfrazada de canción «a la niña que fue«.

De cualquier manera va pasando el tiempo
La vida nos cambia y apenas sabemos
Antes era todo y ahora ya no es nada
Lo que era grande se vuelve pequeño
De alguna manera hago lo que quiero
aprendí a dejarme llevar porque siento
El agua mojando mi cara.
Y bebí bebiendo de las noches locas y algunos excesos tiraron mi copa
Que se derramaba haciendo dibujos
que en el fondo eran cómplices de historias…

MÁS SOBRE: