Guardando el café molido en un recipiente.

Champú con cafeína: el nuevo milagro anticaída que se ha puesto de moda

Por sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y, sobre todo, por su capacidad para mejorar la microcirculación

Ana Más

Hay estudios que avalan que el café reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, incluso que protege la memoria, tal y como explica el que realizaron hace unos meses desde el CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición y el Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili.

Sin embargo hoy nos detenemos en otra de las utilidades que podría tener el café, que en este caso tiene más que ver con el físico que con la salud: podría ser eficaz para frenar la caída del cabello, algo detrás de lo  que pueden estar desde causas estacionales, hormonales, hereditarias, algunas enfermedades o incluso aspectos como el embarazo y el parto.

Buscando soluciones para este problema ya hay profesionales que apuntan que la cafeína puede ser un buen aliado para lucir melenón. Lo explica la dermatóloga y especialista en medicina estética en Instituto Médico Ricart,Marta González, en Vanitatis, «gracias a que se le atribuyen distintos beneficios, su uso se ha extendido en cosmética» y destaca de la cafeína, » sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y, sobre todo, por su capacidad para mejorar la microcirculación».


¿Es realmente eficaz utilizar un champú con cafeína?

champu seco

De hecho, su uso en cosmética está muy extendido, ya que ayuda a reducir la hinchazón de algunas zonas del rostro como el contorno y mejora la luminosidad ya que neutraliza los radicales libres y acelera la circulación sanguínea. Además se utiliza en tratamientos anticelulíticos por su acción lipolítica, detox y drenante.

La cirujana capilar de Hospital Capilar, Raquel Amaro, alude en el mismo medio, precisamente a las propiedad de favorecer la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, lo que permite que llegue un mayor aporte de nutrientes a los folículos pilosos mientras que, por su naturaleza de carácter antioxidante, «puede ayudar a contrarrestar el daño en el cabello inducido por estrés, disminuyendo las situaciones de caída en las que este se vea implicado».

Se refiere además a algunos estudios in vitro en los que se ha observado, «que la cafeína puede estimular el crecimiento capilar; además, podría inhibir la 5-alfa reductasa, enzima responsable de la alopecia androgenética», aunque matiza, » la evidencia con respecto a su efectividad para promover el crecimiento y minimizar la caída es limitada». Por eso su consejo es es utilizarlo como adyuvante y no como tratamiento único y si vemos que el proceso de caída que sufrimos es más intenso, acudir al especialista.

Si te decides a utilizarlo debes buscar champús y lociones en los que en su INCI aparezca el término ‘caffeine’ , aunque la Dra. González recomienda recurrir a lociones capilares que masajearemos sobre el cuero cabelludo, ya que los champús están muy poco tiempo en contacto con él, por lo que no tan efectivos.