Esta es la ley que afecta a nuestra forma de comprar: podrás llevar tu táper de casa

Los supermercados deberán dedicar al menos el 20% de su superficie de ventas a productos sin embalaje o con envase reutilizable

Ana Más

El 2023 ha comenzado con dos novedades en lo que se refiere a nuestra forma de comprar, una de ellas tiene que ver con la bajada del IVA en determinados productos básicos de alimentación y la otra tiene que ver con la aprobación del  Real Decreto 1055/2022, de 27 de diciembre, de envases y residuos de envases.

Respecto a la bajada del IVA el Gobierno ha suprimido durante seis meses el IVA del 4% que se aplica a todos los alimentos de primera necesidad y ha rebajado del 10% al 5% otros. Esto supone que desde el uno de enero se elimina de forma temporal el IVA del 4% en pan, harinas panificables, leche, queso, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, patatas y cereales. En los aceites y la pasta baja del 10% hasta el 5%.

El Real Decreto del que te hablamos recoge una norma que busca reducir la producción y el consumo de envases, sobre todo plásticos, por su perjuicio medioambiental, con el objetivo final de «avanzar en la implantación de la economía circular y alcanzar los nuevos objetivos de reciclado para 2025 y 2030», tal y cómo explican desde el diario 20Minutos.


Forma de comprar

Young black woman shopping flour in bulk at zero waste store

Para lograrlo, el Gobierno va a fomentar la venta a granel de alimentos y bebidas en supermercados, que «en caso de alcanzar o superar los 400 metros cuadrados deberán dedicar al menos el 20% de su superficie de ventas a productos sin embalaje o con envase reutilizables».

Esta nueva ley obliga a este tipo de negocios a aceptar que el consumidor lleve su taper o envase reutilizable de casa para comprar la carne o el pescado, para evitar el uso de bolsas de un solo uso o papel con el que se suelen despachar estos productos. Además el establecimiento deberá pesar antes el recipiente para que el cliente pague únicamente el peso neto de lo que compra. Aunque eso si, el comercio puede rechazar este tipo de recipiente si no está en buen estado, esto es sucio o no es adecuado para este uso.

Sin embargo la OCU considera la norma «poco ambiciosa» y ha advertido que estará atenta para que esta no suponga un sobrecoste para el consumidor. Y es que la Organización de Consumidores considera que es necesario conseguir que «las alternativas más sostenibles sean «accesibles y asequibles» y construir una infraestructura de reciclaje eficaz para garantizar que los consumidores dispongan de la información necesaria para tomar sus decisiones. «

 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO