Anne Igartiburu en El Hormiguero

Pablos Motos se interesa por el motivo por el que Anne Igartiburu no dio las Campanadas en TVE

La presentadora ha asistido a El Hormiguero este pasado jueves y hablado largo y tendido sobre su ausencia

Carmen Álvarez

Este pasado jueves la invitada de El Hormiguero ha sido Anne Igartiburu. La presentadora acudía al programa para promocionar su nuevo libro: La vida empieza cada día. Un trabajo que lleva «mucho curro» detrás y que cuenta con 366 reflexiones de autoayuda; unas hablan sobre el complejo que supone para muchas personas caerle bien a todo el mundo, como debemos afrontar algunos de los problemas que surgen a diario y como aprender a relativizarlos.

Uno de los temas más candentes de la velada ha sido cuando después de hablar sobre su libro, Motos le ha preguntado sobre su sonada ausencia en las Campanadas de TVE. «Llevamos viéndote 17 años en Televisión Española haciendo las Campanadas y, de repente, este año no. ¿Qué pasó?«, le ha interrogado el presentador.

Tras esta pregunta, Anne Igartiburu le ha respondido de la manera más tranquila posible y haciendo alusión al nuevo puesto que le ofrecieron este año para dar las campanadas y que iba de la mano del streamer Ibai Llanos: «Pues nada, que la vida es así. Y fíjate, eso que dices ‘pues qué bien, un año en casa, ¿no?’ Y al final no, me fui a la Puerta del Sol. Me metí en otro embolado«.


«Las cosas a veces pasan por algo y dices ‘ha llegado esto, lo acepto y ya está», reconoce Anne Igartiburu

Tras esa declaración, la presentadora ha proseguido explicándole a Motos su opinión sobre las Campanadas: «Las cosas a veces pasan por algo y dices ‘ha llegado esto, lo acepto y ya está’. No doy las Campanadas y también lo entiendo; no voy a estar siempre ahí. Es obvio que cambien de presentadores y traigan a otra gente». 

«Y de repente da la vuelta todo. Y dices ¿para qué han pasado las cosas? Pues para que yo pruebe una experiencia nueva en Twitch con Ibai Llanos y Ramón García. Y flipé. Aprendí un montón. Tuvimos más de dos millones y medio de visualizaciones. Me pareció un aprendizaje y una oportunidad que te regala la vida, Pablo», reconocía la vizcaína. «Qué vueltas da la vida«, reflexionaba Motos.

 

«Fue una gozada, me parecía alucinante. Además, llegué, me puse el traje, nos miramos y dijimos ‘qué hacemos’. Ramón y yo nos entendemos con una mirada después de tantos años. Y le miraba tan amoroso y tan educado con nosotros… Nos miraba con esa cara de agradecido, que yo decía ‘no, gracias a ti y a Ramón por esta oportunidad’. Me parecía un lujo«,zanjaba Igartiburu.

 

 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO