María Patiño Socialité

La parte de ‘Sálvese quién pueda’ que no se grabó «por respeto a los demás»

María Patiño y Lydia Lozano hablaron de ello en el podcast Reyes del palique

Noelia Bertol

Este pasado viernes 10 de noviembre los fans de Sálvame han acudido a Netflix sin pensárselo con motivo del estreno de Sálvese quien pueda, el docureality en el que ocho de los colaboradores más destacados del formato cancelado de Telecinco viajan a Miami y México para buscar nuevas oportunidades laborales.

Unos episodios en los que podemos ver a Belén Esteban, Kiko Matamoros, Chelo García Cortés, Kiko Hernández, Terelu Campos, Víctor Sandoval, Lydia Lozano y María Patiño en su máximo esplendor. Precisamente estas dos últimas acudían al podcast Reyes del palique para hablar de esta experiencia y de algunos ‘secretos’ del rodaje, como los momentos que las cámaras no pudieron captar.

El viaje fue una gran aventura desde el comienzo, y es que ya en el avión se vivieron grandes momentazos. No obstante, las cámaras de Netflix no pudieron grabar todo lo que les hubiera gustado porque los colaboradores no estaban solos. «La parte del avión no se graba por respeto a los demás pasajeros«, contaba María Patiño.


A pesar de todo pudimos ver unas pequeñas escenas de estos intentando descansar durante el viaje o el momentazo en facturación tratando de llevarse consigo el atril de Sálvame y los enormes cuadros de sus retratos que vestían los pasillos de Mediaset.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Netflix España (@netflixes)

La confesión de María Patiño: «Tuve que pedir ayuda psicológica»

Varios meses después de hacerse efectivo el fin de Sálvame, empezamos a conocer cómo lo vivieron realmente sus protagonistas. Para María Patiño no fue nada fácil poner punto y final a esta etapa, pues confiesa que necesitó acudir al psicólogo para tratar de afrontar la situación de la mejor manera posible.

«Yo tuve que pedir ayuda psicológica, siempre lo digo. No me importa porque yo no soy una ama de casa, no me gusta la cocina, ni la decoración y el trabajo me aisló de mi vida social«, se sinceraba. De esta manera ha podido sacar la lectura más positiva de la situación.

«Dándole la vuelta a la historia me ha ayudado a encontrarme a mí misma, a luchar y esforzarme por quedar con amigos. A dedicar más tiempo, tal y como me decía mi psicóloga, a mí misma. Y es que te olvidas», reconocía, habiéndose dado cuenta de que había descuidado su vida social.

Aunque María Patiño sigue vinculada a Mediaset a través de Socialité, asegura que el panorama televisivo actual está «muy quieto». «No se mueven. Es como si viera una televisión a 33 revoluciones. La gente me para para decir que vuelva Sálvame. Creo que nos echan de menos y es un orgullo decirlo«, apuntaba.

MÁS SOBRE: