Si tu coche es nuevo la lleva instalada: así funciona la caja negra

A partir de ahora es obligatorio que todos los turismos la incorporen de manera estandar

Ana Más

A partir del próximo domingo 7 de julio, todos los coches matriculados en España deberán llevar una caja negra igual que la de los aviones, para poder esclarecer lo ocurrido en caso de accidente de tráfico. Se trata de una medida de la DGT impulsada desde la Unión Europea con el objetivo de mejorar la seguridad en los coches.

Sin embargo muchos conductores desconocen si su coche cuenta con caja negra. Para saberlo no hay que llevar el coche al taller ni desmontarlo, simplemente debemos saber que «Desde 2022, con la nueva Ley de Tráfico y siguiendo las directrices de la Unión Europea, todos los coches ensamblados a partir de julio de ese año ya llevan incorporada este sistema EDR (Registrador de Datos de Eventos)«, explican desde 20Minutos.

Pero, ¿qué son los EDR o cajas negras?, se trata de un nuevo sistema de seguridad que se integra bajo el asiento del conductor, atornillado al chasis del vehículo, explican desde el blog de la tienda de accesorios para coches powermusic.es. No graban imágenes ni audio, solo información relevante relacionada con un siniestro, los 30 segundos previos y los 5 segundos posteriores al impacto del vehículo.


Qué datos recoge la caja negra de tu coche


El objetivo de estos dispositivos no es evitar accidente, sino recopilar, en caso de que este se produzca, datos importantes que permitan posteriormente aclarar las causas y circunstancias del mismo.

Su tamaño es similar al de un teléfono movil y entre los datos que recoge están la ubicación del vehículo, el funcionamiento de los airbags y de los cinturones de seguridad, las revoluciones del motor y los movimientos de dirección. Además del momento de la frenada, la posición del acelerador o las condiciones metereológicas del momento del accidente.

Los técnicos acceden a esta información conectándose a la caja negra a través del puerto OBD de la misma y con ella además de aclarar qué ocurrió en el siniestro se puede ayudar a mejorar los sistemas de seguridad del mercado.

A partir de ahora todos los turismos de clase M1 (vehículos con un máximo de ocho plazas, además del conductor) y vehículos comerciales ligeros tipo N1 (camiones y furgonetas de menos de 3.500 kg), incorporarán de manera estandar la caja negra. De momento no están a la venta en el mercado, «aunque sí se sabe que podría aumentar el precio total de un coche entre 300 y 800 euros», explican desde 20Minutos.

 

 

MÁS SOBRE: