'Supervivientes 2024'

Desnudo integral en Supervivientes 2024: Gorka Ibarguren se baña en el mar sin nada de ropa

Las cámaras capturaban el momento, que no ha pasado inadvertido a los espectadores

Noelia Bertol

Las últimas horas de Supervivientes 2024 tienen en vilo a los espectadores, y es que el pasado jueves Aurah Ruiz sufrió una caída por la cual tuvo que ser atendida de urgencia. Para colmo, Laura Matamoros también sufrió un pequeño accidente en Cayos Cochinos mientras buscaba leña. Estos acontecimientos hicieron que la noche de este domingo Conexión Honduras mantuviera a la audiencia pendiente de la pantalla.

También lo hicieron otros momentos menos dramáticos pero cada vez más habituales en la isla, como es el desnudo integral que protagonizó uno de los concursantes. Hablamos de Gorka Ibarguren, quien decidía desprenderse de toda su ropa para bañarse en el mar, sin importarle lo más mínimo que las cámaras le estuvieran enfocando.

Con la atención puesta sobre él, Gorka aprovechaba para lanzar una petición a su chica: «Andrea, mi niña, me tienes que visitar, que te quiero mucho. Visítame, eres lo que más quiero en esta vida«. El superviviente le reconocía a Ángel Cristo que esta le había dicho antes de viajar a Honduras que no le visitaría, pues «no le gusta salir en la tele, no quiere que se sepa quién es y es tímida«. No obstante, este quiere que la joven haga una excepción, y es que necesita su apoyo.

Supervivientes 2024: Un mensaje que ha animado a Gorka Ibarguren

De hecho, recibir un mensaje de su chica fue lo que le animó a desnudarse y celebrarlo bañándose desnudo en el mar. Lo hizo para llamar la atención de la organización y el equipo del programa, y así también hacer llegar a su novia su petición. Un método que fue más que efectivo, pues todos los espectadores pudieron ver a Gorka Ibarguren tal y como vino al mundo.

El superviviente no ha sido el primero en bañarse desnudo en el mar de Honduras. Ya lo hicieron antes concursantes como Anabel Pantoja, Gianmarco Onestini y Melyssa Pinto. Justo después de su gesto, este se preocupaba por lo que hayan podido pensar desde España. «¿Es para que mis suegros me maten?«, preguntaba a sus compañeros, que le aseguraban que le había puesto «sentimiento«.