Vanesa Martín y Lali Espósito

El lapsus de Vanesa Martín y Lali Espóxito en Factor X: «¡Vanesa, que estamos en televisión!»

La malagueña trataba de responder a la artista argentina una duda con las expresiones españolas

Noelia Bertol

Son muchas las cosas que compartimos los españoles con otros países hispanohablantes, siendo el idioma lo más destacado. No obstante, hay muchas expresiones y palabras que varían en función del país (e incluso de la zona dentro del mismo). Estas diferencias las experimentan nuestros artistas cuando visitan otros lugares, como le ha ocurrido a Lali Espósito en España. La artista argentina forma parte del jurado de Factor X en España junto a Vanesa Martín, Willy Bárcenas (Taburete) y Abraham Mateo. Los cuatro están regalándonos momentos de lo más divertidos, como el que protagonizaron la argentina y la malagueña después de que esta última tratara de aclararle una duda con una expresión española.

Ocurría después de que uno de los talentos se presentara diciendo que es «pintor de brocha gorda«, una expresión que utilizamos para diferenciar la profesión del pintor artístico. Pero Lali no sabía qué era eso de ‘brocha gorda’ y preguntó para resolver su duda.

En un intento de interpretar por gestos el rodillo de un pintor profesional, Vanesa Martín puso los dedos índices en alto estableciendo una separación entre ellos. Un gesto que rápidamente desató las risas en la propia Lali y en todo el plató. Aquí puedes ver el hilarante momento:


 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Factor X (@factorxtv)

«¡Malpensada!«, le espetaba Abraham Mateo a Lali tras ver su reacción mientras Vanesa, consciente del lapsus, no podía dejar de reírse. «¡Vanesa! ¡Que estamos en televisión! Nos mira todo un país, Vanesa«, bromeaba la argentina con su compañera.

Vanesa Martín, en un proceso de cambio

Además de acoger este proyecto televisivo, Vanesa Martín se encuentra trabajando en su nuevo proyecto profesional. «Son muchos cambios en un periodo breve de tiempo. Quizá es un renacer, quizá sea natural, quizá no tiene más vueltas«, escribía recientemente la malagueña en sus redes sociales.

«El caso es que me vuelvo a ilusionar en un estudio, en unos ensayos, con personas que me regalan sonrisas, ganas, que me dejan la vida bonita, que tocan como Dios y que van a entregar lo mejor de cada uno. Que me enfrento a situaciones nuevas, que la vida no deja de sorprenderme, que tengo ganas de tener ganas. Que me ronda la inspiración, que me duele el estómago a veces como si tuviera un puño atravesado, y que son varias las noches en que duermo como el orto, pero sé que el aprendizaje que viene será rico y sereno. Que veo entrar la primavera con calma y sonrío. Que soy consciente. Que he crecido y ya no me inquieta el paso del tiempo. Sé para donde voy y, como digo en El nudo, tengo un pedal del que no me levanta el pie nadie, haciéndose ley«, añade la artista.

«Agradezco mucho mucho lo vivido y me entrego con los brazos abiertos a lo que venga. Vamos a hacer un discazo y vamos a tirarnos a la carretera a intentar levantar almas«, concluye. ¡Estamos deseando descubrir todo lo que tiene entre manos!