Alejandro Sanz, no se rinde

Virginia Parra
Archivado en: Alejandro Sanz  •  

El artista Alejandro Sanz, se implica mucho en labores humanitarias, sea cual sea el destinatario: la tierra, los animales o los propios humanos.

Una de sus implicaciones es la lucha que comparte con Greenpeace por salvar el Ártico, para ello ha realizado ya varias campañas, llegando incluso a concertar una cita con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El cantante ha colgado en todas sus redes sociales un vídeo titulado ‘Un final alternativo para la película del Ártico’, con el que pretende seguir concienciando a los ciudadanos y que todos colaboremos con la causa.

Como mencionábamos anteriormente no es la única ocasión en la que el artista se ha manifestado para ayudar esta causa.

Durante el pasado año, además de la reunión con Obama, de la que salió muy contento, “Agradezco enormemente al presidente su respuesta positiva a una petición personal en nombre de Greenpeace y de todos los millones de personas que han firmado por la protección del Ártico. Su compromiso representa un espaldarazo enorme para nuestra causa”, declaraba. “Cuando recibí la carta”, explica a EL PAÍS, “me sentí agradecido y sorprendido por la respuesta y por el tono tan cercano y humano con el que el presidente se dirigía hacia mí. Pero sobre todo por el nivel de compromiso que suponen sus palabras para la causa del Ártico. Normalmente los dirigentes suelen comprometerse de palabra a casi todo, pero por escrito es otra cosa. Me pareció valiente por su parte hacer público su apoyo a nuestra causa a través de una carta dirigida a mi”. (Puedes leer la noticia completa aquí)

También se unió a grandes personalidades de la música, el cine y el deporte posando en una sesión de fotos para Greenpeace por la defensa del Ártico. Esta sesión fotográfica tuvo un doble sentido, por un lado quisieron demostrar su apoyo por esta causa y a su vez las camisetas con las que se fotografiaron las autografiaron para posteriormente sortearlas. (Puedes leer la noticia completa aquí)