Estilo de vida

Estás utilizando mal estos emojis

13/12/2017, a las 21:59


Los emojis se han convertido en algo tan imprescindible para el ser humano como cepillarse los dientes o llevar las llaves cada vez que sales de casa. No puedes vivir sin ellos. Si por ti fuera, los utilizarías para todo y en formato real. Mostrarías una carita sonriente al camarero que te da la vuelta por el café que acabas de consumir y lanzarías un semblante cabreado a la terraza del vecino cuando su música está a todo volumen.

Pese a tu adoración, aún no conoces el significado de algunos de ellos. De hecho, puedes estar usándolos mal en tus conversaciones, propiciando que el receptor recoja algo distinto a lo que quieres emitir. Y, ya sabes, los malos entendidos no son nada buenos, pero tienen los días contados si prestas atención a esto.

vía GIPHY

El significado verdadero de los emojis

​Si deseas que tu destinatario no reciba tus mensajes erróneamente (como cuando estás intentando ligar con un noruego), aprende el concepto verdadero que encierran ocho de los emojis japoneses más consumidos:

1. Las manos juntas

​No es la imagen adecuada si lo que pretendes es decirle a tu amigo “choca esas cinco”. En este caso, le estarías rogando o pidiendo perdón, muy en plan Macarena García cuando siente “La Llamada“.

2. ¿Rostro de decepción o de alivio?

El semblante que arquea las cejas hacia abajo y derrama una gota no indica llanto. La supuesta lágrima no nace del ojo, sino que se sitúa a un lado, con lo que se asemeja más a esa gota de sudor que nos conduce a deducir que se han mitigado las preocupaciones tras una situación de estrés.

3. La cara de sorpresa que no sugiere sorpresa

Cejas ladeadas y boca abierta y redondeada. ¿A que sueles usar este emoji cuando algo te sorprende? Pues estás utilizando la imagen de manera incorrecta. Hazlo cuando quieres pedir silencio. Por ejemplo, cuando tu amigo se cachondea de ti porque tu equipo perdió.

4. Dientes a punto de explotar

Esta imagen, otra de las más usadas, no significa desesperación o impaciencia, sino que representa a alguien que desprende alegría por los cuatro costados.

5. Manos arriba, esto es un atraco

Hasta ahora creías que estas dos extremidades alzadas correspondían a un símbolo religioso o de protesta ante una injusticia. Pues no, no las utilices para expresar que el árbitro le ha robado un penalti a tu equipo. Significa todo lo contrario. Se trata de una persona celebrando una buena noticia.

6. ‘El grito’, de Munch, convertido en emoji

​El rostro que elegimos para mostrar sorpresa no refleja incredulidad ante algo que consideramos inaudito. Esta carita con cerebro azul y ojos blancos como platos que se lleva las manos a las mejillas está temblando de miedo.

7. ¿Tienes sueño o un resfriado?

La gota que sale de la nariz suele emplearse cuando tenemos 38 de fiebre, pero en realidad quiere decir que estamos agotados y tenemos sueño.

8. No son malas pulgas, es la expresión del vencedor

El humo que sale de los dos conductos de la nariz no indica cabreo, sino todo lo contrario. Úsalo cuando te consideres ganador.

El Día Mundial del Emoji

La popularidad ha otorgado a estas caras un Día Mundial, fijado el 17 de julio por petición de Jeremy Burge, inventor de la Emojipedia. Esta jornada conmemora que estos rostros, cuyo nacimiento se estipula en 1999 gracias a la imaginación del japonés Shigetaka Kurita, se han convertido en indispensables en nuestras conversaciones diarias.

Los emojis son nuestros mejores aliados para resumir nuestro estado de ánimo. Pero, cuidado, podrías estar usándolos de manera incorrecta, provocando malos entendidos.

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana