Dani Martín, el ‘precio a pagar’ por su secuestro

Noelia Bertol
Archivado en: Dani Martín  •  

Aunque todo sea parte de un juego. el secuestro de Dani Martín puede salirnos caro a todos. Hace unas semanas el artista comenzó a compartir a través de las redes sociales la extraña presencia de un gallo, lo cual tuvo un destino poco deseado para sus seguidores: el secuestro del artista.

El curioso animal llega con noticias, y es que ya ha tomado su primera medida. Será el encargado no solo del manejo de las redes sociales de Dani Martín durante su secuestro, sino también de elegir las canciones que formarán parte de su próxima gira, Grandes éxitos y pequeños desastre.

Los conciertos ya tienen un jefe

 


Y ese es el gallo. En su última aparición nos muestra al artista maniatado y una serie de carteles en las que nos anuncia que él será «el que mande en los conciertos.» Para comenzar este mando, ya ha decidido que 22 serán las canciones que formarán parte de esta nueva gira, elegidas desde el año 2000 hasta hoy.

Algo, además de las fechas, nos dice que El Canto del Loco va a estar muy presente en este espectáculo: la música de fondo en el vídeo.

Una recompensa que puede salirnos cara a todos, pues no sabemos la identidad de quien se esconde tras ese disfraz de gallo, que se encargará de manejar los conciertos del artista. Un precio que todos tendremos que pagar para la libertad de nuestro Dani Martín.

¡Una gira que promete!

 

Tras todo este juego en el que nos ha inmerso el artista se esconde una de las giras más esperadas de Dani Martín. Canciones con mucha historia y compañeros de la música que nos transportarán en el tiempo haciendo un recorrido a través de una selección de canciones que han marcado su carrera. El concierto que dará inicio a todo un año lleno de espectáculos será el fechado en Madrid el próximo 28 de abril, el cual lleva meses con las entradas agotadas. ¡Esto promete!

También te va a interesar:

¿Qué tienen en común Pablo Alborán y Dani Martín?

La canción de amor que Dani Martín escondió tras el escenario