Noticia

Y tú, ¿estás enganchado a la misma serie que Pablo Alborán?

24/04/2018, a las 04:56


Las noches de Pablo Alborán también son de series y manta, a ver si te pensabas que todo iba a ser cantar y dormir. Como nos ha pasado a todos, el malagueño ha caído rendido a una de ellas y por sus redes sociales nos ha compartido las impresiones que le han generado. Y tú, ¿estás tan enganchado como él?

Un chico de sobresaliente

 

Con Merli, Pablo Alborán confiesa echar de menos sus clases de filosofía y haber aprendido que en la vida nunca se deja de aprender esta asignatura. Por sus palabras podemos deducir que esta era uno de sus puntos fuertes en el instituto, algo que nos ha demostrado en numerosas ocasiones cuando se ha parado a pensar y analizar una situación con calma.

De la vida también ha adoptado ciertas reflexiones que vemos reflejadas en sus canciones. Descubre las frases más filosóficas de Pablo que hemos descubierto desmenuzando sus temas.

– «Qué dulce sensación la de no mirar atrás, porque lo vivido jamás será mejor que lo que está por llegar» (Un buen amor)

– «A veces siento el dolor de un pasado que quiere que le grite. Estoy hecho de historias, pero de historias que no se repiten» (Cuerda al corazón)

– «Búscame en el recuerdo gris donde la tarde azul se volvió de marfil. Tan frágil como tú, que deshiciste el cuento por miedo a ser feliz»  (Despídete)

– «Qué difícil aceptar que el pasado vuelva a llamar. Qué difícil mirar al futuro cuando aún hay heridas que cerrar y mi pena con tu pena restará» (Un buen amor)

– «Cansados de mirar siempre el reloj, la huida no nos vale para hoy. Si aún nos cuesta hacer equipaje, todavía nuestro amor no se mudó» (Curo tus labios)

– «Tengo la suerte de saber quién me quiere y quién no me quiere, de saber que existe un lugar donde puedo volver si me hieren, de tener una pasión en mi mente, de entender que mi vida es mi vida, pero mi voz es del resto de la gente» (Gracias)

– «Deja que pasen hoy las horas perdiéndote en su risa floja, de tanto amor que se derrocha. Sus manos y su lengua rota, tan frágiles se le deshoja, se deshicieron de las sombras» (La escalera)

Y tú, ¿con cuál te quedas?

Si te gusta esto, también te va a interesar:

Pablo Alborán nos demuestra el poder de la atracción

Pablo Alborán se arranca a bailar, ¡sorpresas del Tour Prometo!

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana