Estilo de vida

Bienestar a la danesa, ¡vas a querer introducirlo en tu vida!

15/01/2019, a las 00:59


El bienestar a la danesa o lo que realmente se conoce como »hygge» -porque realmente no tiene ninguna traducción factible- es un estilo de vida procedente de Dinamarca. En este arte de vivir encontramos una mezcla de dulzura, intimidad, seguridad y autenticidad que ya nos gustaría, a muchos de nosotros, tener presentes todos los días, a todo ello se suma un punto de nostalgia alegre, que pensándolo así nos hace parecer de lo más bohemios y posturitas del mundo, pero no… este arte de vivir es el que tendríamos que introducir todos en nuestro día a día para conocernos y sentirnos bien.

Más que un estilo, es un sentimiento que nos hace encontrarnos con nosotros mismos y que puede ser compartido con muy pocas personas de nuestro entorno, por lo que lo hace más íntimo y personal.

Es muy difícil explicar con palabras que es el »hygge», pero podríamos interpretarlo como el tópico de »disfruta de las pequeñas cosas de la vida». Nos lo tomamos a broma, pero es así, todos deberíamos empezar a tomarnos esto en serio, porque es la mejor manera de estar a gusto con uno mismo. Es la forma perfecta para conocernos y descubrir y disfrutar de las cosas que nos gustan y nos llenan.

Algún ejemplo de »hygge» sería poder llegar a casa y tomarte una copa de vino mientras escuchas a tu cantante favorito o te relajas dándote un baño o estar metida en la cama mientras lees un buen libro y fuera diluvia… ¿vais captando la idea?

baño

El bienestar a la danesa tiene dos características principales: la primera es la visión estética de la vida que tiene, todo nos parece encantador y natural, incluso nos llama la atención las cosas más rústicas. Por otro lado, y de luego hablamos de tópico, se saborean los pequeños placeres de lo cotidiano, del día a día.

Normalmente esta visión se asocia con las personas que son más introvertidas o hipersensibles, ya que son los que más disfrutan del día a día y de lo que tienen alrededor. Pero ya no es así, ahora este modelo de vida lo están aplicando muchas personas, principalmente en Copenhague donde surgió la idea.

Es un estilo que nos aporta muchos beneficios y que además es muy fácil de introducir en nuestra vida, de una manera tan simple como tomándonos tiempos para nosotros mismos, cultivando la simplicidad y la autenticidad de las cosas y viviendo el día a día para así poder apreciar lo verdaderamente importante.

Para nada es un arte de vivir que implique que estemos alegres las 24 horas del día, sino todo lo contrario, surge en esos momentos en los que necesitamos empezar a apreciar lo que tenemos a nuestro alrededor, de ahí ese punto de nostalgia alegre tan característico.

Seguro que si está siendo tan popular en países como Dinamarca o Reino Unido sus efectos positivos en nuestra persona tienen que ser reales… ¿te atreves a probarlo? Nosotros ya estamos en proceso.

Lee también:

Ikigai: el concepto japonés para encontrar la felicidad

¿El dinero da la felicidad?

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana