Estilo de vida

¿Por qué narices me duele tanto la cabeza? Vas a flipar

11/10/2019, a las 07:36


Duermes plácidamente, mejor que tu gatito junto al radiador en invierno. No conoces la palabra estrés y la última vez que tuviste una resaca sonaba en la radio el “Desesperada”, de Marta Sánchez.

Además, tampoco es que tengas muchos disgustos. De hecho, te tomaste al pie de la letra lo de ser feliz y comer perdiz, tu media naranja no hace que te comas la olla. Entonces, ¿por qué te duele la cabeza? 

Lo habitual es que el dolor de cabeza se presente de forma intermitente, en forma de migraña jaqueca cefalea de tensión.

Lidiar en la vida cuando tienes dolores de cabeza habituales requiere la misma prevención que cuando tomamos el sol. Lo lógico es que nos echemos protector solar, un gorro y evitemos la exposición en las horas centrales del día.

Con el dolor de cabeza pasa igual, hay una serie de hábitos que sirven para lograr que cada vez nos ataquen menos.

Ante esto hace hincapié en llevar una vida ordenada con rutinas y horarios estables, hacer ejercicio físico aeróbico moderado, reducir el estrés, cuidar la alimentación y evitar el sobreuso de analgésicos.

Las causas más comunes suelen ser por herencia, edad, estrés o provocadas por la ingesta de algunos alimentos que contienen sustancias con tiramina, glutamato monosódico: chocolate, cacao, vainilla, plátano, frutos secos, cítricos, aditivos de comidas basura, salchichas, quesos fermentados, picantes, etc,

Aunque no lo creas, existen razones sorprendentes. Motivos que van más allá del fastidioso malestar después de una noche de juerga. Causas que trascienden al aviso de que está a punto de hacer acto de presencia nuestra amiga, la menstruación. Tu mal puede estar fundamentado en alguna de las siguientes circunstancias. A ver si te has visto inmerso en alguna de ellas últimamente…

Puede que te duela la cabeza…

1. Porque acabas de pintar tu casa

Eliminar de tu vida el gotelé era obligatorio. Ahora bien, igual que le dices “adiós” al estriado de tus paredes, le dices “hola” a esas migrañas insoportables. La pintura provoca que las venas y capilares se dilaten o se contraigan, una situación que propicia tu pequeña tortura.

2. Porque acabas de volar

Los aeropuertos, en general, te dan alergia. Al margen de eso, la cefalea que viene de regalo cada vez que recoges tu maleta tiene explicación. Resulta que los cambios de presión durante el despegue y el aterrizaje te conducen a ella. ¿Solución? Ni viajar en barco ni quedarte en casa sin vacaciones: ¡masticar chicle!

3. Porque adoras el queso fuerte

Tiramina. Así se llama la responsable de tu aflicción. Es un aminoácido que dilata y contrae los vasos sanguíneos. Se halla en los quesos fuertes y en los embutidos. Así que, ya sabes, mejor una tapita de tortilla que un bocata de chorizo.

4. Por todo lo que llevas en la cabeza

¿Vas en moto o en bici y llevas casco? Estamos orgullosos de ti. Ahora bien, ¿es de tu talla? Si te aprieta demasiado o si pesa mucho, te afectará no solo a la cabeza, por la presión, sino también al cuello. ¡Cuidado!

5. Porque aprietas los dientes cuando duermes

El nombre de este hábito es bruxismo. Es más común de lo que crees, con lo que ni eres extraterrestre ni te van a quemar en la hoguera por ello. En estos casos, lo mejor es que acudas al dentista. De esta forma, matarás dos pájaros de un tiro: lucirás una ristra de dientes perfecta y alejarás de ti el dolor de cabeza.

6. Porque tu trenza está apretada

Más que los tornillos de un submarino. Esa tensión que convierte tus ojos almendrados en achinados ejerce presión sobre tu cabeza y desencadena en tu intenso dolor. Tampoco uses diademas que te opriman detrás de las orejas; empeorarás la situación. ¿Por qué no pruebas a soltarte la melena y someterte a una taninoplastia?

7. Porque el sol brilla demasiado

¿Un día precioso puede arruinar tu alegría matutina? Efectivamente. La luminosidad excesiva influye en el tálamo del cerebro, el encargado de enviar señales de dolor al cuerpo. Así que no cantes victoria cada vez que veas salir el sol.

Y como siempre, el móvil de por medio…

8. Porque no te separas del teléfono

En media hora de conversación eres capaz de adquirir cien posturas. El cuello y la cabeza sufren. Más aún, cuando escuchas mientras volteas las croquetas. Ya que no eliminas tu adicción del móvil, al menos utiliza auriculares o el manos libres.

Ahora que ya conoces algunas de las causas increíbles por las que te duele la cabeza, en tu mano está cambiar tu destino

 

Suscríbete a la Newsletter de Cadena Dial ¡y sé el primero en enterarte de todo lo que pasa con tus artistas favoritos! Además, consejos de salud, nutrición, estilo de vida, deporte, redes sociales y especiales sobre nuestros premios, conciertos y concursos.

También puedes leer:

 

Musicoterapia, la mejor solución para tus dolores

¡Minimiza tus dolores de espalda!

 

Entra en CadenaDial.com y súmate al boletín más completo de lo mejor de nuestra música¡Únete aquí mismo!

Exprime la vida y lo mejor de nuestra música con Cadena Dial. Emoción, sentimiento, pasión, corazón, afecto, amistad… todo lo que te mueve en tu vida, en tu emisora de radio favorita, Cadena Dial.

Y adéntrate en el Universo Dial en nuestra web. Ponte al día de las novedades musicales, cómo están tus artistas favoritos, entrevistas, exclusivas… Además, consejos de salud, nutrición, estilo de vida, deporte, redes sociales y especiales sobre nuestros premios, conciertos y concursos.

 

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana