Isidro Montalvo aplica un dakitú en su intento por comprar un árbol de Navidad

Rodrigo Díaz

Isidro Montalvo va a poner de los nervios a un atrevido, aplicándole todo tipo de dakitús al tratar de comprar un árbol artificial para Navidad.


 

 

 

Mirando presupuesto para decorar su negocio, el humorista va a dejar casi sin palabras a este vendedor, incapaz de entender todo lo que iba antes del «itú» que pronunciaba nuestro compañero.

«Me pilla que no…», se lamentaba el hombre, que ya empezaba a cansarse de entrar en bucle con Isidro: «Pero si es que lo que estás pidiendo no tiene más misterio. No entiendo qué vuelta le está dando».

La bromita ha llegado a un punto en el que su autor directamente le ha mencionado el «dakitú» que le estaba metiendo, justificando que es una raza popular de los Alpes. «Tendré que buscar esa palabra en el diccionario», reaccionaba incrédulo el atrevido.

CONTENIDO PATROCINADO