Llevar a los hijos al cole es obligatorio: no hacerlo es incurrir en un delito penado por ley

Redacción Cadena Dial

El inicio del curso está cada vez más cerca y de momento, las comunidades autónomas han apostado por un regreso a la aulas presencial. La última Madrid, que ha anunciado que será así hasta 2º de la ESO y a partir de 3º semipresencial.

Sanidad considerará brote en un colegio a partir de dos casos y solo se cerrará el centro si los contagios se descontrolan.

Expertos, profesores y familias han recibido la noticia con incertidumbre y reclaman sentido común y libertad de decisión; sentido común. «Si el ministerio de Sanidad recomienda evitar reuniones familiares de más de diez personas, es un auténtico disparate que estén dispuestos a meter a 25 ó 30 alumnos en una clase sin medidas sanitarias» apunta a Nius.es  Rafael Romero, director del Instituto Andaluz para la Prevención del Acoso Escolar.


El director del IAPEA propone una vuelta al cole voluntaria, respetando a aquellos padres que no tengan con quien dejar a los niños por trabajo.

Las autoridades ya han advertido que la no asistencia a clase sería considerada absentismo escolar, lo que pondría a los padres en una grave situación frente a la administración.

Educación obligatoria hasta los 16 años

Y es que la educación en España es obligatoria desde los 6 hasta los 16 años por lo que los padres o tutores del menor que decidan no llevar a sus hijos al colegio podrían ser denunciados por un delito delito en el Código Penal que castiga con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa.

 

 

Así lo establece el artículo 226 del Código Penal

«el que dejare de cumplir los deberes legales de asistencia inherentes a la patria potestad, tutela, guarda o acogimiento familiar o de prestar la asistencia necesaria legalmente establecida para el sustento de sus descendientes, ascendientes o cónyuge, que se hallen necesitados, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses».

Inclumplimiento civil

Es más, el absentismo escolar puede repercutir por parte de padres o tutores en el incumplimiento del Código Civil al quebrar el deber asistencial relativo a la educación que les impone por su condición el artículo 154 del Código Civil y la Constitución.

El artículo 154 del Código Civil regula los aspectos fundamentales de la patria potestad, así como los deberes y las facultades que supone para los progenitores. Entre los deberes y facultades de los padres se encuentran velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.

 

Protocolo de intervención

El Protocolo de Actuación ante el Absentismo Escolar tiene dos fases :

1º Se realiza dentro de la propia escuela o centro educativo y en ella intervienen las tutorías, el servicio de orientación y la dirección del centro educativo. Se analiza el caso y si, ha lugar, se informa a los ayuntamientos o a los servicios sociales.

Extraescolar: El centro envía el informe a los servicios sociales que a su vez remitirán el protocolo a la delegación provincial correspondiente, que si no logra solucionar el problema envía aviso a la Fiscalía de Menores.

Por último, es la Fiscalía de menores quién se encarga de comunicar al juzgado la posible comisión de un delito de abandono o contra los deberes familiares de los padres o tutores.

 

¿Y si no hay vuelta al cole?

 

 

En caso de que aumente el número de casos de Covid-19, las Comunidades Autónomas no podrán
garantizar la reapertura de los centros escolares y la educación a distancia seguiría siendo la única
opción para retomar las clases con ciertas garantías. ¿Cómo gestionarán y organizarán los padres su
día a día en este caso?

 

 

Sin colegio en septiembre ¿el trabajo de los padres está en peligro?

 

Según la encuesta realizada por Yoopies – plataforma internacional para satisfacer la oferta y la demanda de servicios en el hogar* , el 54% de los padres (o madre/padre soltera/o) indican que no podrán quedarse en casa con los niños . Por tanto, estas familias se plantean la interrupción del trabajo de uno de los padres (desempleo, permiso no retribuido, excedencia…) o el pago de una niñera a tiempo completo , afectando en ambos casos negativamente a la estabilidad económica de la familia.

A continuación se muestran algunas respuestas de los padres sobre cómo gestionarán la
situación según su situación laboral:

“En mi caso no puedo teletrabajar, soy sanitaria y mi marido tampoco. Estoy pensando en como organizarme»

“No tengo ni idea porque con los abuelos no podemos dejar. Haré algo entre mi marido y yo y hablaré con mi
trabajo si hace falta para buscar una solución”.

 

 

 

Por otro lado, incluso aquellos padres que permanecen en teletrabajo declaran que se encuentran con grandes dificultades y con una importante carga mental que ya ha durado muchos meses y que a largo plazo corre el riesgo de comprometer su carrera profesional , así como el equilibrio psicológico de la familia .

El 66% de los padres que teletrabajan temen que ya no puedan llevar a cabo sus proyectos laborales teniendo a sus hijos en casa, pues este hecho conlleva la atención a estos, apoyar su aprendizaje online y la realización de las tareas del hogar.

Estas son algunas de las opiniones de estos padres sobre cómo creen que podrán organizarse para el cuidado de sus hijos y si cuentan con apoyo familiar o de otro tipo:

“El apoyo familiar en esta situación no es la panacea, los abuelos/as son las personas frágiles y en cambio son
los cuidadores familiares”.

“Mi apoyo familiar son los abuelos, por lo que con pandemia ya no es posible. Necesitaria canguro, sin duda”
“No tengo con quien dejarla, tendría que pagar a alguien para que se quedara con mi hija y eso no es factible,
supondría un gasto del que no dispongo”.

Los padres que trabajan fuera de casa son los que más apoyan la vuelta al cole presencial.

El 60% de los padres entrevistados por Yoopies apoyan la decisión de comenzar el curso escolar presencialmente siguiendo las recomendaciones propuestas por el Ministerio de Educación a las Comunidades Autónomas (grupos más reducidos, distanciamiento social…).

Se debe indicar además que estos padres necesitan que se produzca la vuelta al cole por motivos de conciliación, pues el 81% trabajan a tiempo completo fuera de casa. En general, a pesar del estricto protocolo de medidas anti Covid-19 que se deberá respetar y del temor a un posible contagio, el regreso a las aulas se considera fundamental para que toda la familia pueda volver a hacer vida «normal».

teletrabajo

Así, los padres podrán concentrarse en su trabajo y los niños y jóvenes regresarán a un contexto social y educativo
que es fundamental para su crecimiento.

No obstante, el 65% de las familias preferiría que los niños aprendan online si no pueden aplicarse todas las medidas necesarias.

Vuelta al cole presencial: la opinión de los padres europeos

La investigación de Yoopies se llevó a cabo en varios países europeos y se descubrió que, a pesar del aumento de casos de Covid-19 en Europa, la mayoría de los padres quieren que sus hijos vuelvan al colegio en septiembre. El porcentaje de familias que desean la apertura de los centros educativos es el siguiente: España 59%, Italia: 63%, Portugal: 44%, Francia: 78%, Reino Unido: 76% y Lituania: 77%.

CONTENIDO PATROCINADO