Novia

Sarah Jessica Parker y otras famosas que no vistieron de blanco el día de sus bodas

anamas

Históricamente, en occidente, el color blanco ha sido el tono tradicional de los vestidos de novia.

La tradición se debe a la Reina Victoria de Reino Unido, quien el 10 de febrero de 1840, en su boda con el Príncipe Alberto fue vestida de blanco, como símbolo de pureza y fidelidad, rompiendo así con lo establecido. Hasta entonces el blanco era para las damas que se presentaban en la corte y en las bodas el rojo era el color predominante.

Así se estableció la tendencia del blanco que ha llegado hasta nuestros días pero que sin embargo algunas famosas a lo largo de la historia han decidido saltarse utilizando en sus vestidos de novia el rosa, el gris e incluso el negro.

Marilyn

Te contamos algunos ejemplos, comenzamos con el de Marilyn Monroe que en su segunda boda con Joe DiMaggio en San Francisco en 1954 lució un traje de chaqueta en tonos marrones con un elegante cuello de pelo.

Otra gran actriz de la época, Elizabeth Taylor, también se desbancó del blanco para casarse. Para su boda con Richard Burton escogió el amarillo, en su enlace con el actor y cantante Eddie Fisher el verde fue el color elegido, un vaporoso vestido en verde botella, con mangas transparentes y pañuelo sobre la cabeza a juego que completaba el look.

Monaco

Más reciente es el caso de Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam, el pasado uno de junio en el Palais Princier de Mónaco.

Un enlace en el que lucio un diseño mini en gris perla, con brillos, manga larga y enormes lazos.

Y sin salir de la monaguesca familia nos encontramos con el caso de Beatrice Borromeo  que en Julio de 2015 se casaba con  Pierre Casiraghi en el Palacio Grimaldi.

Un enlace en el que la novia lució un look en seda en tonos rosados.

Boda

Aunque han trascendido pocas imágenes de la boda de Sarah Jessica Parker y Matthex Broderick en 1997 hay alguna en la que vemos el sencillo estilismo que lució la actriz .

Un modelo muy sobrio con tirantes y una falda con volumen en color negro. Un color que la actriz reconocía años más tarde haberse arrepentido de haberlo elegido, afirmando.

 “Estaba demasiado avergonzada para dedicar tiempo a buscar un vestido de novia. Había una tienda que me gustaba y que conocía, así que fui y cogí lo primero que tenían colgado” y concluyó diciendo que ahora lo haría de otra manera.

 Estos son sólo algunos ejemplos y tú ¿de qué color te casarías?