Estilo de vida

Sí es duro, pero importante: en la Fase 1 se puede ir a ver a los abuelos, pero nada de abrazos y besos

28/05/2020, a las 08:10

Photo by Georg Arthur Pflueger on Unsplash


Todos los expertos coinciden. Ayer Alfredo Corell de la Sociedad Española de Inmunología lo advertía en La Ventana de La Cadena Ser: «Por ahora lo mejor es no dar ni un sólo beso ni abrazo a los abuelos. Somos conscientes que no es fácil pero hay que ser precavido al menos de momento. A ver si después de estar dos meses en casa lo vamos a echar todo por tierra en un momento”

Coincide en su apreciación Pablo Barreiro, médico adjunto del servicio de medicina interna en la Sección de Enfermedades Infecciosas y Tropicales, del Hospital Carlos III – La Paz.: En la Fase 1 se puede ir a ver a los abuelos, pero con mascarilla y sin besos. Por muy duro que suene»

Una abuela usando el móvil

 

Y es que nuestro país esta, una vez más polarizado: con media España en Fase 2 y la otra media en Fase 1. Hay recomendaciones que se mantienen a lo largo de la pandemia: mascarilla, distancia interpersonal y extremar la higiene … pero ¿qué hay de los afectos?

Por precaución, por prudencia y por responsabilidad, deberán seguir confinados. Sobre todo, ante los colectivos de mayor riesgo, entre ellos, nuestros mayores.

En las fases actuales de desescalada, las reuniones sociales están permitidas, con diferentes rangos, claro está (10 personas fase 1, 15 en fase 2). Pero hay que procurar que se produzcan en lugares abiertos, no cerrados.

De hecho, lo mejor para ir a hacer una visita a los abuelos es quedar en un lugar al aire libre donde podamos mantener los dos metros de distancia social y todos llevemos mascarilla al estar en la vía pública.

Photo by Guille Álvarez on Unsplash

Si estas reuniones fueran en recintos cerrados se deberá llevar la mascarilla ya que en una habitación o salón normal es complicado guardar la distancia interpersonal.

 “Tenemos que ser conscientes que cuando nos ponemos la mascarilla no es para protegernos a nosotros sino al entorno. Y ahora ese entorno son nuestros mayores que son los más vulnerables”, explicaba en La Ventana Alfredo Corell.

Desde la Sociedad Española de Inmunología piden cautela, recomiendan ser precavidos porque “con la entrada en la Fase 1 y 2 en las que ya estamos todos parece que hemos entrado en una euforia y relajación que a los médicos nos preocupa porque el virus, aunque no lo creamos, sigue estando ahí y siendo tan dañino como hace un mes”, concluye Corell

Webs de PRISA

cerrar ventana