Trata de tener éxito en Tinder compartiendo sus «superpoderes» a la hora de comer

Rodrigo Díaz

Saray Esteso continúa su largo y meticuloso proceso de investigación en Tinder para encontrar al candidato con más originalidad en su descripción. ¡Escucha!


 

 

 

No lo tienen nada fácil, viendo la rígida supervisión de nuestro compañero Isidro Montalvo. Así, el primer candidato llamado Álvaro parece haber fracasado por su «perilla dejada» y su extraño plan para un futuro confinamiento.

«Me preparo para la pasión virtual, con un bol de madera como casco y el palo de escoba para ser el caballero andante no deseado de una relación virtual», mostraba en su perfil, dejando opiniones contrariadas dentro del equipo atrevido.

Tampoco iba a cuajar la descripción de Luis, un hombre de 30 años cuyo «superpoder» es el de comer sin engordar. ¡Quién lo tuviera! Pensaremos muchos, mientras el hombre asegura tener más: «Sé orientarme sin Google Maps y soy tolerante al gluten». Eso sí, con su pasión por las palmeras de chocolate ha tirado por la borda los pocos puntos a favor que había ganado por el momento.

CONTENIDO PATROCINADO