Hijos en casa, conciliar

10 cenas rápidas para salir del paso: sanas y fáciles para toda la familia

Noelia Bertol

Si estás cansada/o de preguntar a tu familia qué quieren para cenar y la respuesta siempre sea la misma, «me da igual», o  seas tú quien, falto de ideas, quieras innovar un poco en los fogones, te damos 10 ideas rápidas para la cena que son siempre un acierto por lo ricas y saludables que resultan.

A veces solo necesitamos un empujón para adentrarnos en la cocina y preparar auténticos manjares. No se necesitan ingredientes muy especiales para ello, solamente hay que saber combinar bien los alimentos que tenemos.

Pescado, verdura, hortaliza, fruta, huevo en estas 10 ideas para la cena incluimos recetas con los nutrientes fundamentales de una alimentación saludable. Son platos perfectos para realizar en familia, sanos ¡y rápidos de preparar! Toma nota.


1. Cena de Tartar de atún, aguacate y mango

¿Cómo tomar verdura, fruta y pescado en un mismo plato y de manera deliciosa? Con un tartar de atún, aguacate y mango. Se puede marinar el pescado con salsa de soja, cebolleta, sal y el zumo de un limón. Luego tan solo falta rellenar el molde con el contenido según el orden en el que lo queramos ¡y listo! 

2. Ensalada de legumbres

Con la llegada del verano dejamos a un lado los platos de cuchara, pero es importante seguir basando nuestra alimentación en verduras y legumbres. Una manera de tomar estas últimas es a través de ensaladas frías, bien sean de garbanzos, de lentejas o de alubias. Se le añaden las verduras que se quieran, se aliña ¡y lista para disfrutar! Una opción para la cena perfecta y saciante. 

3. Berenjenas rellenas

La berenjena es un alimento muy versátil que bien podemos tomar en una fritada, a la plancha, en tortillas o al horno en un sinfín de recetas.

La clásica es la de las berenjenas rellenas, pero podemos transformar el formato y, en lugar de partirlas al medio y vaciarlas una vez horneadas, se puede laminar y realizar una especie de rollitos rellenos de lo que más os apetezca, bien carne picada con tomate y cebolla o bien espinacas, queso feta y tomate seco. ¡El límite está en tu imaginación! 

4. Poké con base de quinoa

El poké es un plato de origen hawaiano que se ha puesto muy de moda últimamente. Se suele tomar en la comida pero es una muy buena opción para la noche, pues está cargado de vegetales. Eso sí, mejor sustituir la base de arroz por quinoa si lo tomamos en la cena, pues es un cereal con menor índice glucémico.

El resto de ingredientes van al gusto, pero te damos algunas opciones: aguacate, tomate, maíz, canónigos, cebolleta, atún o salmón marinado, algas wakame, mango, rábanos o incluso pollo en tiras. 

5. Sandwich vegetal

Un sandwich no parece la opción más saludable a primera vista, pero todo depende en el pan que utilicemos, las cantidades y el relleno. Nosotros recomendamos utilizar un pan integral y un tamaño no muy grande (dos rebanadas medianas).

Lo más importante, sin duda, es lo que elegimos para rellenarlos. No es lo mismo que el bocadillo sea de embutido, queso o bacon a que sea de aguacate, canónigos, tomate, huevo cocido o salmón/atún en lata. La segunda opción es mucho más saludable que la primera, ¡dónde va a parar! 

6. Fajita de pollo y verduras

Un plato muy mexicano que, además de ser fácil de preparar, ¡está para chuparse los dedos! Y no lo decimos por decir, puesto que en la cocina mexicana lo de platos que se comen con las manos es muy común. 

Saltea en una sartén las verduras que más te gusten (recomendamos cebolla y pimientos) y, cuando estén listas, añade la carne. Salpimiéntalo todo e incorpóralo a la fajita, a la que puedes añadir otros ingredientes como queso, maíz o alguna salsa que te guste. ¡A los más pequeños les encantará! 

7. Crema de verduras

Las cremas de verdura son siempre una opción acertada para salir del paso. Se preparan de forma rápida y se pueden utilizar las verduras que se tengan a mano.

Una crema de calabacín puede estar acompañada por patata y puerro o cebolla, la de calabaza por zanahoria y puerro. Además, se les puede dar un toque especial cambiando el caldo de verduras o el agua para la cocción por leche de coco. ¡El sabor es delicioso! 

8. Huevos rellenos

Los huevos rellenos son un entrante perfecto. Son tan fáciles de preparar que tan solo es necesario cocerlos, pelarlos, partirlos al medio, vaciar las yemas y mezclar estas últimas con la opción que más nos interese. Una podría ser junto con atún y mayonesa. Este última, si es casera, ¡mucho mejor! 

9. Pechugas de pollo especiadas

No te limites a la sal y la pimienta, el mundo de las especias es enorme y nos da la oportunidad de conseguir sabores nuevos y sorprendentes. ¡Pon el paladar a prueba!  

Mezcla en un pequeño cuenco el zumo de media lima, una cucharadita de mostaza, otra de romero, otra de cardamomo, sal y pimienta. Mezcla todo muy bien y unta los filetes con este condimento antes de pasarlos por la plancha. Acompaña la carne con algunas verduras salteadas ¡y listo! Cena rápida y ligera. 

10. Salmón en brochetas

Hay muchas maneras de comer pescado. En esta lista ya te hemos dado varias y queremos cerrarla con otra opción muy rápida y deliciosa. Corta el salmón en dados, ponlos en una brocheta e inserta algunas verduras entre cada trozo. Sazónalo, vuelta y vuelta a la plancha ¡y a disfrutar! 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO