Acaba con la retención de líquidos de una vez por todas: tres claves

anamas

La retención de líquidos afecta más a mujeres que a hombres y puede hacernos coger hasta dos kilos de peso, al margen del aumento evidente de volumen corporal. Aunque si tenemos un poco de cuidado y prestamos algo de atención a nuestra dieta y hábitos, podemos acabar con la retención de líquidos rápidamente.

En declaraciones a Vogue, la experta en estética Carmen Navarro da algunos consejos que pueden ayudar mucho a terminar de una vez por todas con la retención de líquidos. Te los contamos.

Retención de líquidos, lo primero acabar con las bebidas con gas

agua con gas

Parece obvio pero dejar de tomar bebidas con gas ayuda y mucho a terminar con la retención. Evitaremos la inflamación corporal y la hinchazón rápidamente.

Siempre se ha asociado la tripa inflamada con tomar cerveza, sin embargo Carmen Navarro hace referencia a un reciente estudio  llevado a cabo por el doctor Enrique Rey Díaz-Rubio, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid del que se deduce que la sensación de vientre inflamado no está asociada al consumo de cerveza si se hace un consumo racional (y sin aperitivos calóricos de por medio).

Postura y respiración muy importantes

Pero no todo es retención de líquidos en lo que se refiere a la hinchazón. Tal y como explica la experta, esa sensación de tener un globo en el abdomen viene muchas veces acompañada de la denominada sarcopenia o, lo que es lo mismo, pérdida de músculo en la zona de la faja abdominal.»

«De hecho hay estudios que aseguran que la distensión abdominal puede evitarse corrigiendo la respiración y la postura, y que está causada por una serie de movimientos musculares y no por gases, añade. De ahí la importancia de realizar actividad física, más concretamente yoga y el pilates, que se centran en a respiración y pueden ayudarnos en este sentido.

Debemos, eso sí, evitar los deportes de impacto cono aeróbic y sustituir los abdominales tradicionales por hipopresivos que mejoran la actividad digestiva y mejoran así la hinchazón.

Más agua y menos sal

Beber un litro y medio de agua a lo largo del día, incluyendo infusiones y zumos previene la retención de líquidos, sigue algo tan simple como beber cuando tengas sed.

Sin sal no significa soso. Intenta sustituir la sal por pimienta, perejil u otra especia, las hay muchas y algunas de ellas con efecto antiinflamatorio como el tomillo, el orégano, la menta, la cúrcuma o el curry.

Además hay algunos alimentos que ayudan a combatir la hinchazón como los espárragos, la alcachofa, la sandia.

MÁS SOBRE: