Acaba el invierno: así puedes lavar tu plumífero en casa y que quede como en la tintorería

anamas

Cuando bajan las temperaturas no hay nada mejor para salir a la calle y hacerles frente que un buen plumífero.

Son resistentes, duran mucho y son muy cómodos. además de aislarnos del frio sin resultar una prenda pesada.

Sin embargo la mayoría tenemos dudas sobre cómo lavarlos para no estropearlos por lo que finalmente los llevamos a una tintorería cuando llega la primavera y decidimos guardarlos.

Si este es tu caso y este año quieres ser tú la que lave tu plumífero, te contamos cómo hacerlo para que quede perfecto.

 Si decides lavar tu plumífero en la lavadora

 

Lo primero es leer bien la etiqueta para ver qué tipo de relleno lleva y qué lavado precisa, además de comprobar que no tenga adornos y objetos en los bolsillos.

Es importante cerrar las cremalleras y pegar todos los cierres de velcro que tenga.

Lo normal es que este tipo de prendas se laven con un programa de ropa delicada, con temperatura tibia, entre los 30 y 40 grados, aunque en la etiqueta seguramente encuentres instrucciones más concretas.

Es recomendable lavarlo junto a otra prenda para que amortigüe un poco los movimientos de la prenda en el tambor de la lavadora.

Además debes utilizar un  detergente para prendas sensibles y no utilizar suavizante, ya que puede dañar los tejidos. Debes programar un centrifugado suave, cómo mucho a 400 revoluciones.

Como lavar un plumas a mano

Si te decides por lavarlo a mano el proceso será más costoso y laborioso.

Llena la bañera con agua tibia y un poco de detergente para prendas delicadas y sumerge el abrigo en la mezcla. Frota con movimientos ligeros sobre todo las manchas que tenga el abrigo.

Después de un ratito en remojo, enjuágalo  para eliminar el exceso de jabón y escúrrelo con suavidad y sin retorcerlo para eliminar la mayor cantidad de agua posible.

Secarlo mejor al aire libre

 

A la hora de secarlo tenemos dos alternativas, secadora o al aire libre.

Si lo haces en secadora debes hacerlo a una temperatura baja para evitar que se dañe, además de igual que hicimos con la lavadora, meter otra prenda para ayudar a balancear la máquina.

Es mejor usa varios ciclos cortos de cinco o diez minutos que un ciclo largo.

Para secarlo al aire libre debemos colocarlo en una superficie plana que no reciba los rayos del sol.

Es muy importante no colgar el abrigo p ara evitar que con el peso las plumas se acumulen en la parte inferior. Para que se repartan por igual debes ahuecar el abrigo de vez en cuando hasta que esté seco, para que el relleno se distribuya por toda la superficie del mismo.

MÁS SOBRE: