Adelgaza cinco kilos al año con sólo cambiar este hábito nocturno

Ver la televisión por la noche puede influir negativamente a la hora de adelgazar

anamas

Adelgazar es una de las cosas que más constancia y rutina requieren. Hacer deporte, beber agua, tener una dieta equilibrada y, sobre todo, evitar ciertos hábitos es imprescindible. Y precisamente hay un hábito que puede estar evitando que perdamos hasta cinco kilos al año, se trata de ver la televisión, algo que evita que quememos calorías. Adelgaza cinco kilos al año con un pequeño cambio.

El motivo es que el sueño de calidad es esencial para adelgazar y pasar mucho tiempo enfrente de la pantalla por la noche puede impedir que descansemos bien y quememos calorías. Esto es debido a la luz azul que emite la pantalla del televisor y que se sabe que interrumpe el ritmo circadiano y hacer que nos sea más difícil conciliar el sueño.

Hay investigaciones de las que se deduce que reduciendo el tiempo de televisión a la mitad, se queman unas 120 calorías más al día. esto equivale a cinco kilos al año.

«Ver la televisión no solo se asocia con un estilo de vida más sedentario, sino que hacerlo durante demasiado tiempo antes de acostarse puede contribuir a un aumento de peso y a la interrupción del sueño», explic en She Finds la doctora Macklin E. Guzmán.

Adelgaza cinco kilos al año viendo menos televisión

Tal y como recoge el Diario de Sevilla, «la Doctora Guzmán explica que no necesariamente tienes que cortar por completo el hábito para vea mejores resultados en su cuerpo. Eso sí, moderar y limitar el tiempo que pasas frente a la pantalla es fundamental.»

Una hora es un tiempo aceptable para generar un impacto positivo en el bienestar a largo plazo, explica la profesional y si se quieren mejor resultados podemos sustituirlo por una caminata rápida o algo de yoga, algo que puede ayudarnos a conciliar el sueño.

»Se pensaba que hacer ejercicio antes de acostarse puede hacer que sea más difícil dormir bien por la noche; sin embargo, nuevas investigaciones han desafiado esta noción», explica esta profesional que añade que, »Los investigadores de un estudio encontraron que las personas que hicieron ejercicio antes de acostarse se durmieron más rápido y pasaron más tiempo en un sueño profundo».

De todo ello se deduce que si sustituimos los hábitos poco saludables por otros cómo ejercicio ligero, leer o escribir, que son mucho más saludables nos permitirá alcanzar nuestro objetivo en cuanto a la pérdida de peso sin tener que modificar incluso la ingesta de comida.