Adelgaza tripa tomando esta infusión tres veces al día

Tomar tres tazas de té verde al día puede ayudarte mucho

anamas

Bajar tripa es uno de los objetivos más frecuentes que nos proponemos a la hora de adelgazar y es que aunque no tengas sobrepeso es muy frecuente que tengas grasa acumulada en la tripa, por otra parte una de las zonas más complicadas de adelgazar.

Un truco que puede ayudarte es tomar tres tazas diarias de té verde, que además tiene un montón de beneficios para tu organismo y con el que conseguirás tener el vientre plano de manera sana.

El té verde es un gran antioxidante capaz de activar el metabolismo , retrasar el envejecimiento celular y cuidar nuestra piel. Además regula los niveles de azúcar y la presión arterial, previene las enfermedades del corazón y ayuda a adelgazar. Se trata de una de las mejores infusiones quemagrasa, es muy saciante y ayuda en la eliminación de grasas acumuladas. Por eso si quieres adelgazar barriga es ideal.

Te verde para adelgazar tripa

En China la planta de té Camelia Sinensis, de la que se extrae el té verde, hace años que se considera una planta medicinal. Contiene sobre todo polifenoles, concretamente catequinas que tienen una gran acción antioxidante, también contiene alcaloides y el aminoacido L teanina que le confiere efectos calmantes del sistema nervioso.

El té verde tiene multitud de propiedades entre ellas que es un potente antioxidante, estimulante, es diurético, elimina gases, mejora la digestión y la concentración y mejora la salud cardiovascular.

Para potenciar su efecto puedes añadirle unas gotas de limón además de evitar el uso de azúcares para endulzarlo. Pero no te emociones, no se trata de un producto milagroso que por si sólo consiga dejarte la tripa plana cómo una tabla de planchar. Para conseguir resultados debes combinar su ingesta con una dieta sana y ejercicio además de evitar el alcohol y las bebidas azucaradas.

Tres tazas son suficientes pero si quieres ver los resultados más rápido puedes subir a cinco tazas al día, eso si no por la noche ya que la teína tiene un alto poder estimulante y podría producirte insomnio.

Lo más sencillo es tomarlo en infusión con las tipicas bolsitas de té que venden en los supermercado, aunque también puedes optar por comprar directamente las hojas de té y preparar tu propia infusión.